Kandisha, 4,5/5. Sitges 2020

Avemus ganador??  Estreno mundial y en concurso de esta fantástica película francesa realizada por Alexandre Bustillo y Julien Maury. 
Las actuaciones están bien, y ya, encontramos las tres principales mujeres Mathilde La Musse, Suzy Bemba, y Samarcande Saadi.

Cuando pensamos que el cine francés no puede seguir siendo tan bueno, siempre encontramos alguna otra que supera a la anterior una y otra vez.
Estos directores ya alcanzaron fama con "en el interior" (inside), y vuelven a darse cita en Sitges con muchas posibilidades de llevarse el premio. Vuelven a dejarnos boquiabiertos con esta película actual, donde tres amigas de la infancia invocan al espíritu de Aïsha Kandisha, una criatura vengadora de una leyenda de Marruecos. 
El juego se vuelve pesadilla cuando las personas de su entorno más cercano empiezan a aparecer muertas, entonces las tres amigas deberán hacer todo lo posible para contener a esta criatura maléfica.
Una vez más como en todas las película francesa, las relaciones entre los personajes están muy bien trazadas, los pequeños comentarios realistas como "j**** que ganas tengo de un cigarrillo" y otras similares hacen que estés dentro de la película en todo instante. 
La película también habla de forma maestra y sutil, de las clases sociales, las relación de padres e hijos, y para rizar el rizo crean un grupo de chicas multietnica, que realmente es factible, ya que en los barrios o cités de Francia estos grupos se pueden ver con facilidad, vamos que no huele a la cuota étnica postiza de Hollywood. Para eliminar los estereotipos, han puesto a la chica blanca como la más pobre viviendo en una cité y a la negra, la burguesa que vive en un chalet, punto a favor.
Las escenas de terror están muy bien logradas, con pasillos oscuros en edificio abandonado, pero también en sitios no tan lógicos como una sauna, un hospital en la sala de incubadoras,  etcétera, que hacen que la sorpresa sea mayor. 

Inicialmente el monstruo Kandisha no da mucho miedo, es básicamente una mujer con un burka, y parece que va perdiendo ropa con cada muerte. Después, cambia a una mujer sexy con pechos desnudos, y por último termina convirtiéndose en una especie de mujer cabra, enorme y realista que acojona de verdad. La forma de matar a las víctimas son muy originales, se llevaron en varias ocasiones los aplausos y vítores de la gente de la sala, !! esto es Sitges amigo;) !!.
La película se podría ver con ojos sexistas, en el sentido de que los únicos que Kandisha mata, son hombres y empieza por uno que ha intentado violar a su exnovia. Podríamos pensar que es la versión delicada, elegante, bien rodada y francesa de "aves de presa". En esta película los hombres que mueren no son todos malos aunque son hombres y por eso tienen que morir en la película, cosas de leyendas antiguas.
Curiosamente, al final de la película todo esto de los sexos da un giro y te quedas con un sabor de boca muy bueno sabiendo que va a haber más muertes en un futuro, y eso, junto con la sangre, a la gente de Sitges les encanta.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

Tailor. Mostra Valencia 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

Sedimentos. Cinespaña 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021

Los huesos. Venecia 2021