La mujer de Tchaikovsky. CANNES 2022


El director ruso Kirill Serebrennikov es noticia desde antes de que empezara el festival de Cannes y compitiera en la edición 2022.



Controversia con la película

Como dijo el director del festival Thierry Frémaux, la elección de esta película fue antes del inicio de la guerra, por lo que no debería de hacerse un boicot aunque parezca que parte de la producción de la cinta viene de uno de los oligarcas de Putin

Frèmaux también dijo que Kirill ha decidido abandonar Rusia con el riesgo de no volver nunca más, lo que añade más carnaza a la proyección de la película.

La cinta, una de las más esperadas de la competición,  cuenta la tormentosa relación de Pyotr Tchaikovsky (Odin Lund Biron), el más famoso compositor ruso de todos los tiempos, con su mujer Antonina Miliukova (Alyona Mikhailova).



La mano de Kirill en los perfectos planos

La cinta tiene una indudable maestría en los planos y la plasticidad de las imágenes, parte de ese estilo ya pudimos verlo en año pasado, también compitiendo en Cannes, con "La fiebre de Petrov". De nuevo en el título un nombre propio, y de nuevo el retrato de un mundo que en ocasiones hace preguntarse al espectador si es real o exagerado, mutilados constantemente pidiendo dinero aparentemente alegres, mientras los ricos burgueses hacen bodas que parecen velatorios. 

La crítica social es una constante en la obra de Kirill, y en esta cinta no podía faltar, añadiendo también a la unión en matrimonio a una chica de pocos recursos con el compositor más famoso de Rusia. La aparente necesidad o interés de Antonina y la aparente necesidad de no sentirse solo de Pyotr, dieron como resultado una de las parejas más peculiares del celuloide. Cuando el paso del tiempo no tiene la culpa del tedio en una pareja, sino que está premeditado, concertado, sorprende. El que una pareja, dos personas, estén unidas por intereses diferentes poniendo como excusa al amor, hace que la mentira llegue a resultar creíble de tanto repetirla.



Pequeños personajes para crear ambiente

Los personajes familiares, con problemas, son algo común en las películas de Kirill, quien lo utiliza para ambientar y crear una ambientación perfecta. Una abuela que no puede comer sola, una madre excesivamente severa, una hermana sumisa...son retratos de pocos segundos que nos crean un marco de miedo donde vive Antonina, dejando claro que su matrimonio no es solo una vía de escape económica, sino a la opresión y tiranía de su madre.



La maestría en los planos y los colores del film, hacen más profunda esa soledad, viendo a Antonina rodeada de sombreros que llevan personas debajo que van y vienen, dejando a la protagonista en medio, sin saber dónde ir. La luz grisácea nos recuerda al primer capítulo de "La fiebre de Petrov" pero encadenado a la realidad, aquí no vemos los sueños locos que veíamos en su anterior película. ¿O si?, ¿hablar con tu difunto marido que se levanta de su féretro sería un sueño?.

La realidad y la fantasía juegan un papel primordial, los miedos de uno y las presiones de otra, crearon una pareja única, para lo bueno y para lo malo. Una de las obras a ver este año, calidad desbordante en un guión retratado de forma maestra con planos y fotografía solo aptos para algunos maestros como Kirill Serebrennikov.


Opinión: 4/5



Comentarios

Entradas populares de este blog

Plan 75. TORONTO 2022

Project Wolf Hunting. TORONTO 2022

PALMARÉS FESTIVAL BIARRITZ 2022

BIARRITZ 2022

Los hijos de los demás (Les enfants des autres). TORONTO 2022

The Wonder. TORONTO 2022

Tres noches por semana. VENECIA 2022

Mantícora. TORONTO 2022

Blanquita. VENECIA 2022

Burning hearts (Te como el corazón). VENECIA 2022