Cine "experimental". Gijón 2020


En el Festival de Gijón de este año se han podido ver obras que están fuera de lo que se entiende por cine tradicional, es decir: una historia con música, en dónde hay unos protagonistas que cuentan una historia, con distintos planos de los personajes, donde no recitan sino que interpretan un guión. 

Estoy seguro de que habrá gente que dirá que no existe una película tradicional, y no harán la diferencia entre películas de un tipo u otro. Tendrían razón, porque definir lo normal es a veces imposible. Algunas de las películas se entenderían más si hubiera sección documental en el festival.

Pero lo que está claro es que ciertas películas que denominaremos "experimentales", parecen más una obra de arte contemporáneo que otra cosa. Estas obras "distintas", centran la duración del metraje en la belleza absoluta de las imágenes y el sonido, dando vía libre a los personajes que en muchas ocasiones no tienen guión.

Por lo que se puede ver en los festivales o pases de prensa, estas películas pueden llegar a enamorar o hacer que la mitad de la sala se salga en pocos minutos. Es un cine de extremos, en los que no cabe una puntuación de aprobado, solo se puede dar matrícula de honor o un muy deficiente. Y es que no hay ningún cine tan bipolar como este tipo de obra.

Si tenemos el cine como algo que atrae y que hace que el espectador se quede sentado aprendiendo algo nuevo, o reflexione sobre algo que ya sabía, esta obras experimentales no siguen estas pautas. Este cine no está para entender, sino para sentir, como una obra de arte, hay que dejarse llevar, dejarse transportar por sus experiencias de imágenes y sonidos sin mucha coherencia en ocasiones. Para esto, el espíritu, las ganas del espectador tienen que estar preparadas. Ver a una niña pasar por un túnel, mientras un hombre tira palos encima de una batería de música como ocurre en "9 fugas", no es algo que todo el mundo considere que vale el precio de la entrada. Quizás para los espectadores de un festival de video experimental como Traverse o Márgenes, las escenas en el túnel serían bien recibidas y entendidas.

Por eso, desde el punto de vista de cine tradicional, este cine puede no llegar a convencer. 

Desde el punto de vista de cine experimentar, o de cine entendido como obra de arte contemporáneo y arriesgado, donde lo importante es la transmisión de sentimientos, sin pensar en la lógica que hay entre ellos, entonces este cine es formidable. 

A continuación hablaré de algunas cintas que, mi opinión, están en esta categoría, algunas de ellas ya comentadas en una entrada individual, por lo que haré simplemente un link a ellas. Al final se indicaran películas de este año, vistas en otros festivales, que podrían incluirse en esta sección. 


VACA MUGIENDO ENTRE RUINAS

Ramón Lluís Bande nos trae esta película en la sección "albar", con un constante recuerdo al espíritu combativo de los asturianos, desde la segunda República, a los movimientos independentista.

Navega a través del testimonio, en forma de fotografías y vídeos, de Belarmino Tomás, que fue el último presidente legítimo de Asturias antes del triunfo del golpe de estado.

LA CALLE DEL AGUA 

Homenaje de a la joven directora Celia Viada, a la fotógrafa republicana asturiana Benjamina Miyar.
La directora consiguió el premio OpenECAM Work in Progress del FICX anterior y este año se presenta.
Utilizando la narración en off, la directora mantiene una conversación a través de sus fotografías con Benjamina Miyar. 



EL TIEMPO PERDIDO

La directora argentina María Álvarez nos presenta en la sección "tierres en trance" (sección para el cine latinoamericano) esta cinta en la que reúne a un grupo de personas en una cafetería para leer o interpretar una obra de teatro: "en busca del tiempo perdido" leyendo directamente del libro. 

Película documental ensayo, sin un guión establecido para los actores-personajes que se interpretan a ellos mismos, en blanco y negro y de 102 minutos que se hacen larguísimos.



SUBTERRANEAN 

El salmantino Gabriel Velázquez nos trae su sexta película, en esta ocasión en la sección "albar" donde retrata a dos músicos, Pablo y Marieta, que buscan el éxito en Los Ángeles. 
La cinta no parece que tenga un guión preestablecido con respecto a lo que tienen que decir los protagonistas, parece grabar una conversación de bar mas que una película. 
La idea es interesante por las experiencias que estos dos músicos han vivido y los viajes que tienen que hacer entre México y Estados Unidos. Crean curiosidad en el espectador con los pequeños problemas que tuvieron con las drogas escondidas en los zapatos. 


COMO EL CIELO DESPUÉS DE LLOVER

La directora colombiana Mercedes Gaviria nos muestra en este documental en la sección "tierres en trance", su propio regreso a su ciudad natal para acompañar en el rodaje de la película de su padre, el cineasta Víctor Gaviria. 


LLUVIA DE JAULAS 

Una muestra de los barrios populares en Argentina es lo que nos muestran el director argentino César González en este documental en la sección "tierres en trance". 
Nos muestra la belleza que convive con la violencia, la pobreza que se conforma con la piedad de los turistas. Con una interpretación mínima de los protagonistas, queda en el apartado de documental.


Ya comentada, pinchar en el link.


Ya comentada, pinchar en el link.


Ya comentada, pinchar en el link.


Ya comentada, pinchar en el link.


Vistas en otros festivales:


Ya comentada, pinchar en el link.


Ya comentada, pinchar en el link.


Ya comentada, pinchar en el link.


Ya comentada, pinchar en el link.


Ya comentada, pinchar en el link.
Ofrenda fue la gran ganadora del festival de Biarritz 2020







Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

Tailor. Mostra Valencia 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

Sedimentos. Cinespaña 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021

Los huesos. Venecia 2021