Lina de Lima, 4/5. Festival Biarritz 2020


El festival de cine latinoamericano de Biarritz comienza fuerte con esta película en la gala de apertura.
Una genial película de la directora María Paz González. Con la actriz Magaly Solier.


La ocultación de simbolismos es tan sutil que cuesta descubrirlos, entre las canciones que se alternan en la película, las miradas o simplemente entre las acciones cómo ponerse a buscar ligués en Tinder.

Todo tiene una lógica y una explicación, excepto las cosas que no la tienen: como cuatro hombres aparentemente españoles, bailando flamenco con los pies descalzos. Este tipo de escenas son las que hacen de esta película algo sublime ya que roza lo ilógico dentro de la lógica.

Magaly Solier interpreta a Lina, una inmigrante peruana que trabaja para una familia adinerada en Chile. Se prepara para volver a su casa en Lima, Perú, para las vacaciones. Sin un hogar propio, pasa las noches en la casa de verano vacía de su empleador, cuidando de su hija, atendiendo la piscina recién instalada y durmiendo en el colchón cubierto de plástico. Está emocionada por ver a su verdadera familia, pero su hijo adolescente, que vive con su ex marido, no está interesado en verla. Lina se dedica a trabajar, salir de fiesta, tener citas, comprar y envolver los regalos de Navidad y planificar su gran viaje. Lina carece de la estabilidad de tener un hogar y una relación estable. Su experiencia transitoria está salpicada de elaboradas interpretaciones musicales mientras intenta imaginar una vida más grande que su propia realidad.

Como comentaba la directora:

"Me interesé por los que más luchan: las mujeres; las madres; las trabajadoras. En este mundo conocí a muchas mujeres que se lanzaron rápidamente al trabajo doméstico para formar parte de otras familias, y a mujeres que, a pesar de sus años, seguían viviendo en lugares temporales. Migrantes que pasaron por diferentes hogares sin pertenecer realmente a ninguno de ellos. Todas esas mujeres viajaban cada año a visitar a sus familias, sólo para darse cuenta, con el tiempo, de que tampoco tienen un hogar allí".



Parece mentira que esta es la primera película de la directora, con esa música que se te queda en la cabeza una hora después de ver la película, y con esos colores vivos un poco de Almodóvar y de vez en cuando metidos con calzador, pero qué hacen la película muchísimo más visual.



La protagonista tiene una fantasía montada en su cabeza y la vida demuestra que no es como ella piensa. Uno de los ejemplos es su hijo, que no se preocupa de su madre pero ella gasta muchísimo dinero para comprarle una camiseta del Barcelona original. Otro ejemplo es que tiene pensado ir a Lima dónde vive su ex, no quiere que nadie lo sepa para evitar que su ex vaya a buscarla y la moleste, después descubre que el ex no tiene intenciones de ir a verla, y esto la molesta muchísimo más que si su ex quisiera molestar. Una vez más, lo ilógico dentro de lo lógico. La película es un constante juego de orgullos, que con la espléndida actuación de la actriz Magaly Solier, es complicado de ver y es lo que le hace tan sutil a esta película.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

La hija. San Sebastián 2021

Maixabel. San Sebastián 2021

Arthur Rambo. San Sebastián 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021