Mujer océano. Málaga 2021



Djin Sganzerla es directora, productora, protagonista, co-protagonista, actriz secundaria, guionista, etc, demostrando que no se necesita un gran equipo cuando lo que se tiene es el sueño de hacer tu primera película.

La cinta es brasileña, compartiendo el honor junto a "El vientre del mar" de Villaronga, de dejarnos con la cara torcida cuando venimos a un festival que proclama que es de cine en español, pero vemos en la sección oficial dos idiomas suplementarios.

Al igual que la cinta de Villaronga, esta se presentó el mismo día, con una temática donde el océano es importante y donde la calidad de ambas tienen algo de conceptual.




Djin nos sumerge en una obra que parece poco profesional, intentando crear un vínculo fuerte entre Brasil y Japón, con constantes referencias como el océano que separa ambos países, llamadas telefónicas de familiares, etc. La directora interpreta el papel de una escritora con el síndrome de la página en blanco, buscando inspiración a través de sus paseos por la concurrida ciudad de Tokio. 
La vida de la escritora y la de una nadadora de Río de Janeiro llegaran a tener una relación por más improbable que esto parezca.

Parece que en el nuevo cine contemporáneo vale cualquier cosa, y cuanto menos cercano al espectador y dinámico mejor. El público no entiende que la falta total de preparación de las secuencias de la escritora por Tokio, lleve a grabar transeúntes que miran a la cámara. Parece que la única que no mira es una chica vestida con un traje de manga y que al estar acostumbrada a que la filmen, no mira al objetivo. 
Comparar "Mujer océano" con "Nomadland", como hizo el presentador antes del pase, parece más un intento por vender humo que otra cosa. En ningún momento ambas obras pueden compararse, más allá de que son rodadas por mujeres y como con la increíble Chloé Zhao, la directora de "Mujer océano" es también guionista y productora. Ni en calidad, ni en temática las cintas pueden compararse.



Una vez más el público podría llegar a preguntarse los motivos de elegir una obra como esta concursando en la sección oficial. Quizás sea porque no hay más obras dignas que ser seleccionadas y haya que buscar fuera lo que no se encuentra en el mercado nacional o hispanoamericano. Pero cuesta creer que con 21 países hispano hablantes, no haya habido ninguna otra opción de más calidad para formar parte de las 19 películas en concurso, teniendo en cuenta que ya al menos 5 películas habían sido presentadas en otros festivales, por lo que ser "estreno mundial" no era un requisito aumentando el posible abanico de cintas con opciones. 

Con "Mujer océano" el guión es insulso, las secuencias parecen poco creíbles ayudadas por la baja calidad de interpretación de la actriz principal y por la falta de preparación haciendo que la película de ficción parezca más un documental con los viandantes saludando a la cámara. El aprovechar un viaje a Japón para, una vez que ya se está allí, querer hacer una cinta "interoceánica" no es suficiente para atraer al público con exigencias ordinarias. Esta cinta, al igual que la de Villaronga, gustará de forma loca a los entendidos del cine contemporáneo y duchos en  sutilezas que se nos escapan al resto de los mortales. Este tipo de cine es necesario, si no, no hubiera sido seleccionado por el personal del festival, y parece estar de moda en diversos festivales.

Opinión 1/5



Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

La hija. San Sebastián 2021

Maixabel. San Sebastián 2021

Arthur Rambo. San Sebastián 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021