El vientre del mar. Málaga 2021


 Agustí Villaronga está en el grupo de privilegiados de tener muchas oportunidades de ganar el premio, sin ni siquiera haber exhibido aún su película ya estaba en boca de todos. Junto con "Destello bravío" y "Ama" parece ser que el premio de la competición oficial de Málaga está decidido.

Esta cinta juega con imágenes teatralizadas y actuales en blanco y negro, con un toque de cine contemporáneo. La cinta comienza con el testimonio en Catalán de dos marineros de un barco de la armada francesa del siglo 19 que terminó hundiéndose, en principio por la mala gestión del capitán. Justo después se ven imágenes reales de subsaharianos pidiendo ayuda por radio y subiendo a un barco de salvamento desde sus pateras. De nuevo vamos al teatro donde una balsa está dentro de un edificio, pero instantes después vemos como un hombre negro ayuda a una mujer negra a salir del agua, para segundos después mostrarles haciendo el amor en un frenesí de secuencias a priori inconexas entre ellas.



La cantidad de referencias lejanas y sin aparente sentido son tan numerosas, que las posibilidades de que el jurado le dé el premio de la sección oficial son muy altas. Con unas actuaciones excesivamente solemnes, serias, falta de alma tanto en unos como en otros, Villaronga quiere romper las leyes del tiempo comparando dos realidades de momentos distintas, pero bien por falta de presupuesto, bien por fomentar la plasticidad artística, prefiere usar primerísimos planos, o mostrar varios palos unidos en medio de un charco dentro de un edificio. Siendo Villaronga no dudamos de la genialidad de su obra, que por otra parte cuesta ser entendida si uno es ateo en la doctrina de la adulación de directores consagrados. 

El cine no debe ser obvio, no debe mostrar para ser sutil dejando así que el espectador haga "su película" en la cabeza. Con esta obra, el director es extremadamente sutil en algunos momentos, cambiando de tiempo y espacio las situaciones (como la barca en el edificio) o siendo abruptamente directo mostrando imágenes reales de las personas en la patera. No se llega a entender claramente que quiere transmitir, más allá del discurso de que las fronteras deben de estar abiertas. Al igual que la elocuente "Cartas Mojadas" tenía un mensaje "claro y necesario", y en su faceta de documental con un toque de ficción guionizado, nos hubiera gustado que Villaronga hubiera fijado más claramente el rumbo que quería tomar.



La idea del guión es interesante leída en la sinopsis del festival "Basada en hechos reales. Inspirada en un texto de Alessandro Baricco. Tras el naufragio de un buque, 147 hombres intentan sobrevivir confinados en una balsa a la deriva. Episodio inmortalizado por Théodore Géricault en el lienzo "La balsa de la Medusa" en el Museo del Louvre." Tras ver la realización aburrida e insulsa del director, optamos por quedarnos con la imagen del cuadro e imaginarnos los momentos de miedo que vivieron los 15 soldados que sobrevivieron a 13 días vagando por las aguas, en donde llegó a haber episodios de canibalismo. 

La fragata era de la marina francesa, llamada Medusa, por lo que se supone que los marineros eran franceses. Chirría doblemente que la película sea en catalán, primero porque los soldados originalmente hablaban francés, y segundo porque el festival de cine de Málaga es un festival de cine en español, denominado así oficialmente por ellos mismos. Con esta cinta en Catalán y "Mujer oceano" en portugues (y "Un blus para Teherán" en farsi pero fuera de la competición oficial), se deja hecho trizas la autenticidad del reclamo que el propio festival se propuso, creando así un sello diferenciador. 

Con la brillante decisión de dar la bienvenida a cintas de Hispanoamérica y cambiando su eslogan de "Cine español" al de "Cine en español", el festival se quedó a las puertas de ser competencia al cercano festival de cine Iberoamericano de Huelva. Con películas de Brasil y en otros idiomas, esta diferencia parece desaparecer sin llegar a entender la deriva que el festival tomará. Seguro que una deriva brillantemente pensada por sus organizadores, pero que no terminan de estar claras para las personas que pensaban que Málaga era un festival de cine en Español, y donde salvo excepciones (gracias a la sección Zonazine) lo mejor del festival está en las magistrales comedias que se han presentado. Quizás hacer un festival de cine cómico no fuera una mala idea, teniendo en cuenta que junto con el thriller, España es una garantía de calidad y admiración internacional.

En definitiva, "El vientre del mar" ganará muy probablemente algún premio, junto con "Ama" y " Destello bravio", aunque deja muchas dudas sobre el mensaje final que quiere transmitir el director, y sobre el rumbo de uno de los mejores festivales nacionales.

Opinión 1/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

La hija. San Sebastián 2021

Maixabel. San Sebastián 2021

Arthur Rambo. San Sebastián 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021