Snotty boy (Mocoso). Annecy 2021


En alemán Rotzbub, en competición en la sección de largos de Annecy. Es una impresionante cinta austriaca-alemana co-dirigida por el director español Santiago Lopez Jover y el alemán Marcus Rosenmüller, basándose en las ideas y estilo del famoso caricaturista austriaco Manfred Deix

La cinta es digna de estar en el festival de Annecy, los Goya, los Óscar, y todos los certámenes y festivales posibles. Su brillantez es tal que consigue cautivarnos desde el segundo 1 cuando un bebe juega con cara divertida, dentro de la tripa de su madre, peleando cómicamente por no salir al exterior. Desde el inicio vemos la mente voladora y de artista del joven "mocoso". Este joven vive en un pueblo austriaco de los años 60, con muchas reminiscencias y nostálgicos del antiguo gobierno nazi. 



Las mentes de los habitantes son estrechas, como los pantalones de los chicos que van al colegio. Con un mural como eje central, que tiene que ser pintado en la iglesia, los diversos personajes del pueblo pretenden ser los más pulcros y dignos del paraje, a la vez que cometen los "pecados" que ellos mismos dicen que no deben cometer. La hipocresía se va abriendo paso es este mundo donde los "inferiores" no son bienvenidos, creando un estupor general cuando unos gitanos llegan al pueblo. 

Con continuos detalles geniales del guión, complicados de realizar por el precio del segundo en la animación, esta obra gana mucha calidad. Detalles como el distinto tono de piel en brazos y muslos del protagonista por haber tomado el sol, gestos cuando el alumno insoportable de clase se sienta meneando el culo, y el compañero de atrás pone cara de asco. Un guión afilado, creando una personalidad única a cada personaje, obligando a la cinta a no ser plana, con un compañero abusivamente tonto, otro pensando como conseguir dinero y no ayudando a acreedores, etc. Los gestos del camarero del bar que invita a limonada (o cerveza) al protagonista, son dignos de una crítica a parte. Este hombre de pelo largo está retratado a la perfección, sus gestos son más creíbles que los de algunos actores reales, que parecen haberse tragado el palo de una escoba. 



La brillantez de la cinta no acaba aquí, las constantes críticas sociales son concisas y tratadas con la justa fuerza para no ser empalagosa ni pedante. La libertad sexual de la vecina, la valorar el valor artístico de hacer un retrato al cuerpo de una mujer semi-desnuda, la juventud con hormonas alocadas que les hace utilizar los aseos más de lo normal, los granos que estallan solos, el amor paternal ante los abusos de un tío que se cree Rembrandt, el racismo imperante en la iglesia, bares, escuela, calle, etc, los sueños frustrados terminando en un bar para subsistir, o la lluvia de mierda que cubre con un espeso velo la idea general de que lo importante es actuar con buena fe, y no molestar al prójimo. 

El guión tiene la facultad de entremezclar varias historias en paralelo, pero que se terminan relacionando entre sí de forma convincente, con unas vecinas con formas protuberantes que provocan que la cara de los hombres se conviertan en penes flácidos con testículos peludos colgando. Un detalle soez que se convierte en poesía cuando lo relacionamos con la naturaleza de los hombres, y que ya desde el inicio, cuando el bebe recién nacido, ve la teta y se calma aferrándose a ella. "Todos los hombres son iguales" es la frase que parece decir la enfermera. 



El humor, junto con una gran tensión, intriga, dinamismo en las imágenes, movimiento de cámara para demostrar el 3D de los campos y casas, todo hace que esta cinta guste. Comparado con el resto de largos y cortos, esta cinta es destacable, comparándose solo al nivel de cintas de producción millonaria como "Soul", "Toy story ...", etc. En europa, solo las cintas de la factoría de Bristol con sus personajes "Wallace and Gromit" podrían compararse en calidad a "Snotty boy", eso sí, con otra técnica, ya que los de Bristol usan stop motion.

El dibujo en la pared de la iglesia es digno de imprimir y colgar en A3 para disfrutar de todo lo que ello significa. Tanto este dibujo como la técnica general de la cinta, tienen un gusto a su alma mater, Manfred Deix, quien gustaba de criticar a la religión y quien si estuviera vivo, vería que su obra tiene continuación con esta cinta. 

Opinión 4,6/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

La hija. San Sebastián 2021

Maixabel. San Sebastián 2021

Arthur Rambo. San Sebastián 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021