Operación Camarón. Málaga 2021


En la rueda de prensa, Julian Lopez decía que la comedia en España parece que está denostada, que tiene mala fama, y es verdad que parece que cuando la gente habla de comedia, le da un trato diferente, como si tuviera menos valor. Hacer llorar es relativamente fácil, basta con usar el eterno juego de mostrar personas felices y hacer que uno muera. Hacer reír es lo difícil, y la comedia española es de lo mejor del mundo, la calidad de la realización, los chistes finamente unidos, el dinamismo de las escenas, etc, no tiene nada que envidiar a las francesas, británicas o estadounidenses. Si bien es verdad que el humor local de cada país es subjetivo.

Con esta magnífica comedia, Carlos Therón ha creado una obra única en España de la que tenemos la suerte de disfrutar. Con reminiscencias de otras como "8 apellidos vascos", y basada expresamente en la película italiana "Song 'e Napule" de Antonio Manetti. Que la idea venga de otra cinta no quita mérito a esta cinta, todo lo contrario, el listón está algo para evitar comparaciones. Poner a alguien de Pucela: Valladolid (quizás por cercanía a la ciudad natal del director, Salamanca), en el Cadiz caní de la cinta, es una idea rompedora para un público cansado de cintas protagonizadas por personajes madrileños, catalanes o andaluces. Abrirse al filón de la España profunda, esa España vacía que Pedro Estepa retrata energéticamente en "Deep Soria" es un respiro de aire fresco para gente ávida de guiones diferentes.

Aceptamos el estereotipo de una Cádiz donde la mayoría de la gente sigue al Cádiz, y o son canis o señoritos mafiosos, en pos de un toque cómico. Poner a alguien serio, honesto, eficiente y "aburrido" de Valladolid, es la representación de alguien de una zona donde a falta de buen tiempo y playa, se dedica a ser más introvertido que la gente de la costa. Cádiz representa el arte, la vida, la alegría dentro de unas circunstancias a veces duras. El mix de ambos mundos hace el caldo de cultivo para esta cinta, cuyas lecturas son más profundas de lo que a primera vista parece, de ahí que se diga que la comedia española tiene calidad, no por las risas, si no por lo que esconden las risas.

Julián Lopez es verdad que no sale de un papel de tío raro ("friki retrasado"), como ya admitió en el video de publicidad de los Feroz de hace años, pero en esta ocasión Julián hace el papel perfecto, se buscaba a un policía inseguro, patoso, y que en ocasiones transmita patetismo: Julián Lopez es el hombre, dicho como alago. Con diálogos extremadamente locos e hilarantes, donde por ejemplo su tía política es política, con la lacra del enchufismo como parte importante y donde el Ché resulta ser Camarón, la cinta nos hace mantener el cerebro activo para pillar todos los chascarrillos con acento Gaditano, Gallego o sin acento...



Josep Gatell y Manuel Burque son los guionistas de este brillante guión, que como ellos admitieron en la rueda de prensa, fue un reto, un catalán y un gallego escribiendo un guión con acento, palabras y expresiones en gaditano...No está claro si este tipo de guiones es lo que necesita la gente para una época en la que salimos de una pandemia, lo que sí que parece claro es que es lo que necesita el cine español para llenar cines, que es para lo que están, para llenarse, ganar dinero, crear confianza en un cine de calidad independientemente del género, y quizás algún día centrarnos en películas independientes de autor que sean nominadas en Cannes o Berlin sin tener que esperar al eterno candidato Almodóvar o Oliver Laxe.

La cinta toca el tema del empoderamiento de la mujer en dos facetas del guión, una es la canción "empoderada" y la crítica divertida que hacen a las canciones machistas. La segunda, más que una defensa del feminismo, es una defensa de la permisión de la violencia gratuita, en este caso ejercida por una mujer hacia los hombres. La policía interpretada por Miren Ibarguren está embarazada, maltrata física y psicológicamente a los hombres, con múltiples golpes, que nunca propina a las mujeres. Este aspecto, que es llevar el machismo a la inversa hasta llegar al hembrismo violento, choca por la forma "divertida" de retratar a una mujer golpeando a un hombre.

La droga en Andalucía es una de las críticas realizadas por la cinta, y que describe una realidad, que si bien no es exacta, puede parecerse. Hace varias veces hincapié en que una vez que se empieza en el tráfico de droga, no se puede salir, con un padre de los protagonistas ausente por culpa de esto. La violencia llega en ocasiones a extremos que parecieran de otros países, pero que no por no salir en el telediario significan que no ocurran en la realidad. 



La música requiere un capítulo aparte, dinámica y dentro de lo que pide la película. Creada enteramente por Riki Rivera, pone al espectador en un estado de ánimo de alegría espontánea que combina muy bien con las escenas de fiesta de la película. Junto con una gran producción donde hay múltiples localizaciones, coches, persecuciones, accidentes, etc, crean una película enormemente dinámica.

Indiscutiblemente esta cinta es una de las recomendadas para no perderse este 2021.


Opinión 4/5




Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

La hija. San Sebastián 2021

Maixabel. San Sebastián 2021

Arthur Rambo. San Sebastián 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021