Las consecuencias. Málaga 2021


Breve crítica.

  Gracias a los astros tenemos al gran actor Alfredo Castro para que, no importa en qué película, siempre haya algo bueno que decir. Sin ser el personaje único y principal de la cinta, Alfredo nos embadurna de su saber actuar dulcificando el espíritu para la somanta de sobreactuaciones que nos vamos a meter entre pecho y espalda a lo largo de los 96 minutos de cinta.

Fabiola, interpretada por Juana Acosta, ha perdido a su marido en un accidente escenificado de forma imposible de creer para alguien con nociones de buceo. Pero aceptamos la exageración del guión como parte de la pesadilla de la protagonista, aunque técnicamente ahogarse de esa forma es imposible. Tras estos hechos y con un ceño constantemente fruncido para denotar que Fabiola está triste y afligida, decide irse a una isla volcánica con su hija y su padre. 



Con secuencias demasiado calculadas que dan frialdad a la cinta, con un timbre de voz de los secundarios poco convincente, con un guión excesivamente directo sin dar opciones a insinuar el sufrimiento de Fabiola, mostrando constantemente ese ceño fruncido, y por si hubiera dudas de vez en cuando la hace gritar de rabia y de dolor, con el consabido insomnio que no la permite volver  a su vida anterior.

Quizás la directora venezolana Claudia Pinto pedía actuaciones frías para dar ese toque gélido al ambiente. Si es así, lo consigue con las sin vida y breves actuaciones de personajes como el de Carmen Elías. Más descarado son las actuaciones de la "hija" María Romanillos, quien por su juventud tiene aún mucho recorrido por delante. 



Con una trama en la que Fabiola comienza a sospechar de todo el mundo, con personajes del pueblo que crean un ambiente fantasmagórico y donde parece que algo grave va a pasar de un momento a otro, Juana Acosta asume el papel fuerte para descubrir al espectador que es lo que está pasando con su hija, su padre, su abuelo, y el resto de personajes. 

Una cinta con una imagen y sonido excelentes pero con un guión falto de dinamismo, sin tensión sincera con una directora que parece forzar al espectador a engullir una trama forzada, con una actuación de Juana Acosta forzada cuyo único mérito es que cuesta reconocerla físicamente. Con una gran producción, esta cinta no tendrá problemas para ser distribuida extensamente.

Opinión 1/5



Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Tailor. Mostra Valencia 2021

Sedimentos. Cinespaña 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El otro Tom. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021

El páramo. Sitges 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

Josefina. San Sebastián 2021

La roya. Biarritz 2021