Ferrari. VENECIA 2023

Michael Mann, sí, sí, el mismo de "Heat", esa película de hace casi 30 años, nos trae ahora la vida de Enzo Ferrari, quien es interpretado por el aficionado a poner acento italiano cuando habla inglés, Adam Driver, y con Penélope Cruz en el papel de su amargada y violenta mujer Laura Ferrari.

90 millones de presupuesto para un mal maquillaje y un acento desastroso

Todo en esta cinta rezuma un tufillo a falso, y no es que uno no vaya a ver la película con ilusión de disfrutar sobre uno de los iconos de Italia y del mundo de los coches. Pero desde "La casa Gucci" en la películas estadounidenses no se quitan esa manía de hablar inglés con acento italiano que hace daño a los oídos. No tiene sentido esa mezcla de palabras en italiano para comenzar las frases, o pronunciar palabras claves que todo el mundo conoce, cuando el resto de la conversación es en inglés. Es más que probable que en contra de lo que suele pasar, la película gane con el doblaje...o igual lo hacen en español con acento italiano...


Cuando una película chirría desde el inicio es complicado enderezarla, aunque es verdad que los intentos de Adam Driver por encarnar el papel de Enzo son encomiables, su destreza gestual, así como el andar, nos hace entender que se toma el papel en serio. El problema viene cuando se le enfoca a la cara, nos percatamos de la falsa frente que tiene un color diferente y no se mueve cuando frunce su frente real, creando una especie de multiverso "frental" que no entendemos, pareciera que ese pegote mal hecho nos distrajera de la concentración que sería necesaria para procesar sus frases y su actuación. En este caso parece que los maquilladores (18 en el equipo de la película) fueron los que estaban en huelga, lo que está claro es que Adam Driver no lo estaba, ya que vino a la presentación de su película. No llegamos a entender el concepto de huelga, tampoco me imagino un piquete actoral, la verdad.

Penélope Cruz borda el papel

El dinamismo en la cinta está garantizado, con una parte muy importante centrada en la rivalidad, en la competición libre de las marcas, necesaria para alcanzar metas impensables, hasta llegar a donde Ferrari está en la actualidad, donde la sola palabra de la marca quiere decir mucho más. Aunque lo verdaderamente importante en el film son las relaciones humanas y no tanto las "macchinas". En este apartado destaca Penélope Cruz, quien borda a la perfección su papel de mujer violenta, pedante y renegada a aguantar las infidelidades de su marido, o su diferente forma de entender el matrimonio. 

Penélope Cruz es casi una fija en Venecia, cada año viene con alguna película, y en esta, si bien en algunos momentos se nota una clara sobre actuación, el resto es suficientemente creíble como para optar a un premio como mejor actriz. Esta complicado porque hace 2 años ya ganó la copa Volpi, pero quién sabe si se podrá repetir.

Sin querer desmerecer las intenciones de poner alma humana e histórica a una marca como Ferrari, la cinta hubiera sido más creíble y disfrutable con actores italianos hablando en italiano. No veo a actores españoles rodando una película en Estados Unidos hablando en español con falso acento inglés. Pues esa sensación que lo mata todo, no queda aún claro en Estados Unidos, de hecho en el trailer no aparecen diálogos salvo una brevísima frase. Aún y todo, deseamos lo mejor para esta cinta de 90 millones de dólares, que se sumerge dentro del mundo del motor de una forma muy humana.

Opinión: 3/5


Comentarios

Entradas populares de este blog

Lejos del centro. BERLINALE 2024

Raíz. BERLINALE 2024

GOTEMBURGO 2024

BERLINALE 2024

El consentimiento. PÖFF 2023

Cine español vs cine francés

Burning hearts (Te como el corazón). VENECIA 2022

Mantícora. TORONTO 2022

Manuel Mateo, artículo. FIPADOC 2024

FESTIVAL DE CORTOMETRAJES DE MEDINA DEL CAMPO 2024