Tres (Out of Sync). Venecia 2021


"Tres" es la película de la que no mucha hablaba en el festival de Venecia, entre otras cosas por estar oculta en la sección Giornate degli Autori, pero que poco a poco ha sido una de las películas comentadas entre la prensa.


Juanjo Giménez dirige a Marta Nieto, entre ambos tienen un bonito repertorio de premios, él la Palma de Oro por su corto "Timecode" y ella la copa Volpi del festival de Venecia a la mejor actriz por "Madre".

La idea es interesante, la protagonista, comienza a tener un problema auditivo, cada vez escucha con más retardo, si alguien le dice "Hola" ella escucha el saludo hasta 2 minutos después. El asunto se pone interesante cuando ya no es que escuche con retardo, sino que las palabras quedan donde han sido pronunciadas llegando al oído de la protagonista, cuando esta se acerca al lugar cuando las personas que conversaban ya partieron. El paradigma del tiempo, unido con la posibilidad de que las palabras no desaparezcan, sino que queden flotando para siempre, es el tema inquietante del que se trata.




El resto de la historia son asuntos normales, excelentemente contados e interpretados por la ya mencionada, Marta Nieto como C, y por Miki Esparbé, en el papel de Iván. Ambos son la película, hacen que la cinta esté a otro nivel con sus interpretaciones creíbles, a pesar del papel de "seca" que le toca a Marta. Esta palabra o parecida fue la utilizada en la cinta para referirse al personaje de Marta, haciéndonos reír ya que es lo que pensábamos hasta ese momento de ella, y empatizando con el público.

Lo que en principio es una deficiencia, un problema, escuchar con retardo, sobre todo si te dedicas a sincronizar sonido en películas, se convierte en un don. Esta magia, sin que se diga en ningún momento, mostrando la confianza del director en la capacidad intelectual de su público, llega al espectador fácilmente, discurriendo que estamos viendo más una versión castiza de los poderes de X-Men. Este don es utilizado para hacer viajar al espectador en el tiempo, en un viaje sonoro espeluznante que nos hace estar allí, escuchando los esfuerzos de una mujer dando a luz hace muchos años. La clarividencia de este director siendo sutil, es de agradecer, en un momento en el que los aplausos se los llevan esos que obligan a sus personajes a desembuchar todo, tal vómito argumental, para que no tengas mucho que pensar, como en los blockbuster pero sin efectos especiales.




Juanjo Giménez nos plantea el dilema de la hipocresía, de la falsedad a través de una persona que es capaz de escuchar las maldades que hablaban de ella, cuando los que la sonríen se han ido. Esa capacidad para escuchar las palabras remanentes son un arma de doble filo, ya que hacen daño, preguntándonos si en ocasiones sería mejor no escuchar lo que hablan de nosotros, llegando al punto de encontrarnos con el dilema de si la ignorancia da la felicidad. Lo que está claro es que gracias a este "poder" que no es ya una discapacidad, sino una capacidad especial, la protagonista hace un viaje hasta Galicia para escuchar algo sorprendente. La belleza, la tranquilidad, la quietud con que el director nos cuenta esta bella historia nos deja absortos delante de la pantalla. Esa atmósfera fría, pero no tétrica, se parece mucho a otra obra maestra de Ramón Salazar, con su "La enfermedad del silencio" donde las protagonistas eran calladas, con algo aparentemente que ocultar, encontrando la solución fuera de Barcelona, en un pueblo.



"Tres" es una película que hay que ver, no ya sólo por el placer de ver a Marta Nieto y a Miki Esparbé ser los personajes, sino por la interesante reflexión sobre el juego con el tiempo, la intimidad de las palabras, y la posibilidad de ser ignorantes para ser felices. En la trama final de la cinta, rizando el rizo, el director nos plantea el más difícil todavía, haciéndonos comprender que directores como Giménez tienen que salir de donde están escondidos, y comiencen a hacer más largometrajes. Otro ejemplo es Álex Montoya, que realizó excelentes cortos, pero solo 2 largometrajes dejando "Lucas" como uno de los mejores ejemplos del cine español del 2021. El animar a que hagan más largos, no es porque los cortos no tengan valor, pero la realidad actual es que su mercado es muy reducido, y la única forma de que su arte impregne al público es a través de largometrajes. 

Opinión: 4/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Tailor. Mostra Valencia 2021

Sedimentos. Cinespaña 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El otro Tom. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021

El páramo. Sitges 2021

Josefina. San Sebastián 2021

La roya. Biarritz 2021