La scoula cattolica. Venecia 2021



En una escuela católica de Roma, en 1975, ocurrió el famoso crimen de Masacre del Circeo. 

Stefano Mordini nos cuenta de forma magistral este suceso, compitiendo para la sección oficial de Venecia 2021.

Con una estética muy bien lograda, desde que vemos la formación de los nadadores a lo largo de la piscina, hasta la foto del maletero del coche, que es exactamente a la que se tomó en 1975. El director se toma su tiempo para, con la ayuda de una voz en off que es la de uno de los estudiantes, presentarnos los alumnos de esta escuela de clase media alta. Conocer la forma de ser, el carácter de cada uno de ellos es primordial para el director, no escatimando metraje para conocerlos. En cierto momento pensamos que quizás debería haber presentado un poco más a las dos victimas, pero lo importante aquí es entender por que los acusados hicieron lo que hicieron.

Durante el 80 % de la película vemos la vida normal de todos las estudiantes, así como las interrelaciones entre ellos. Queda claro que algunos (los menos) son violentos físicamente, y para gozo de los que ven una ideología de patriarcado tóxico en todas las películas, en esta están de suerte, el protagonista se lo deja en bandeja diciendo algo así como que ser hombre es ya una enfermedad en sí, refiriéndose a la violencia que ejercían en esos momentos contra uno de sus compañeros.



Y es que no solo la violencia es aplicada por "cristianos" practicantes (las cruzadas también...) sino que muchos otros callan o peor aun, ríen ante estos abusos, lo que es también una forma de violencia, llegando a la frase siempre conveniente de como no aplicaban la violencia contra mi, no dije nada, hasta que la aplicaron contra mí pero ya no quedaba nadie a quien pedir ayuda. El resumen es que las chicas que sufrieron la violencia en la película, podrían ser familiares de alguno de esos chicos que callaban cuando maltrataban a su compañero, y por no decir o hacer nada quizás no se paró a tiempo la carrera progresiva de los violentos.

En la cinta hay un chico gay, aunque con las referencias constantes homófobas que hay en la cinta, el chico no se atrevió a mostrarse mucho. Tenemos al violento del grupo, cuyo hermano es tímido y ante la negativa de una chica a hablar con él, el violento la fuerza a saludar. Tenemos también al superdotado, admirado por todos. El religioso que sigue los mandamientos. El loco cuya madre es la atracción e imaginación sexual de todos sus compañeros. El guaperas que solo con mirarlas hacía que a las chicas "se le cayeran las bragas". El rico con padre severo que no permite ningún mal comportamiento, cuyo mensaje no cala en su hijo quien hace lo que le viene en gana. Parte de los excelentes actores son: Valeria Golino, Riccardo Scamarcio, Valentina Cervi, Fabrizio Gifuni, Sergio Romano, Lorenzo Di Iulio, Emanuele Di Stefano, Jasmine Trinca...




La paradoja de esta cinta es la presentación de un mundo en donde se debería seguir la palabra de Dios, incluso padres que dan lo que les pidan sus hijos. Y aún así algunos de ellos son violentos, ¿de dónde viene esta violencia?. A lo largo de la cinta y gracias en parte a la brillante actuación de todo el repertorio de jóvenes, el espectador intentará descubrir los motivos que llevaron a desencadenar los acontecimientos.

Si bien la narración es exhaustiva, el espectador se pierde un poco en el final, ya que no se entiende cual era el objetivo final, ni porque forzaron una situación que probablemente hubiera venido sola y sin violencia. Una de las pocas patas de la silla que quedan cojas, pero que con la información complementaria de los periódicos de la época queda solventado. Curioso que no solo de la época hay noticias, también en el Pais del 2005 se habla de uno de ellos,  "Hallado en Melilla el cadáver del violador y asesino..." "Ghira era buscado desde 1975 por la llamada masacre de Circeo (Roma). Él y dos amigos, todos fascistas, torturaron, abusaron y asesinaron a..."  Curiosamente El País menciona que son fascistas, pero en la cinta no hay ningún indicio de esto, ni menciones a Musolini, ni camisas negras, si símbolos, nada que haga pensar a El País que eran fascistas. Lo bueno de los festivales es que con tantas películas vistas, siempre hay una que puede aplicarse a cada situación, y con respecto al periodismo de El País, pareciera que "Las ilusiones perdidas" podría tener cabida.



Con una ambientación realmente sorprendente, con vestuario, peinados, coches, casas, decorados...que nos sumergen de lleno en los años 70, disfrutamos de esta cinta por lo lograda que está, si bien el final no termina de quedar claro y parece no dejar atados todos los cavos para no perder al espectador.


Opinión: 4/5





Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Tailor. Mostra Valencia 2021

Sedimentos. Cinespaña 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El otro Tom. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021

El páramo. Sitges 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

Josefina. San Sebastián 2021

La roya. Biarritz 2021