Costa Brava, Líbano. Venecia 2021


El suculento título "Costa Brava, Líbano"  participa en Venecia 2021 dentro de Orizzonti Extra. La directora libanesa Mounia Akl nos trae parte de su país de la mano de sus protagonistas, una pareja interpretada por Nadine Labaki y Saleh Bakri. Ellos dos con sus dos hijas (una niña y una adolescente) deciden cambiar el centro de Beirut, contaminado y bullicioso, por un paraíso a escasos kilómetros, en la montaña. Cuando el gobierno decide crear un basurero al lado de su casa, las tensiones entre la pareja y en el seno de la familia comienzan a aflorar.

La factura de esta cinta tiene muchos parecidos a "Libertad", el que la directora de esta última, Clara Roquet, sea co-guionista de "Costa Brava, Líbano" parece explicar el motivo. La piscina en la casa, la adolescente tímida que coquetea con su sexualidad para descubrirla, incluso los primerísimos planos de las personas en movimiento por detrás, sin prestar aparente atención a encuadrar el cuerpo completo, parece también un sello común. Quizás equivocadamente se vea la alargada sombra del ESCAC en todos lados, pero aquí hay un cierto aire al estilo de esta escuela.



Las tomas aparentemente naturales son una constante, llegando a parecerse en algunos momentos un documental. Esa aparente facilidad por obtener detalles como ponerse a bailar con la música de los trabajadores que les están poniendo un vertedero delante, es una forma de concesión espontánea, que rápidamente el padre interpreta pidiendo que quiten la música: uno no se puede divertir con el enemigo.

La niña aporta su granito de arena a esta naturalidad del conjunto, con sus acciones de demonio descarado, no duda en molestar el flirteo de su hermana con el encargado con un tirachinas. Esas entradas sorpresas por el lateral de la cámara, causan gran satisfacción por la frescura que aporta.

Este tipo de escenas que parecen fluir con el transcurso de la cinta, ayudan a tener una sensación de relajación, de calma a pesar de las obras que se están realizando justo al lado. Los árboles, la piscina, el mar al fondo, son un suspiro de aire mediterráneo que curiosamente también pudimos experimentar en "Libertad".



La nota que condimenta el conjunto son las secuencias de humor interpretadas por la madre, en particular la que rompe los esquemas del público es en la que se pone al frente de la casa para ser grabada por los noticiarios.


En definitiva, una obra que curiosamente resulta cercana, y es que va a ser cierto eso que dicen de que los pueblos del mediterráneo se parecen bastante. Mounia Akl consigue transmitir de forma brillante un trasfondo social y medioambiental en el Líbano, generando luz sobre sus gentes y una de sus realidades en el país.

Opinión: 3/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

Tailor. Mostra Valencia 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

Sedimentos. Cinespaña 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021

Los huesos. Venecia 2021