Rivale, 4,2/5. Jaipur 2021


Como en todo festival, aquí, en el de Jaipur, también hay una película que sobresale del resto, que es la del director alemán Marcus Lenz. Retrata de forma increíble, cómo una madre ucraniana, que trabaja en Alemania, consigue traer a su hijo de Ucrania. Al caer la madre enferma, el hijo debe convivir con su rival, en este caso, la pareja de su madre.



Algo fuera de lo normal, que sorprende desde el primer segundo, es la actuación magistral del chaval que hace el papel del niño Roman, interpretado por el genio Yelizar Nazarenko. Este actor dará mucho que hablar, su interpretación en esta película alemana habría sido llevada a las portadas de las revistas y periódicos de cine, si lo hubiera hecho en una película estadounidense. Tal portento que uno se pregunta si tras la primera escena en la película, del niño con un rifle, será capaz de mantener esa intensidad. De hecho, la sorpresa es que se supera a sí mismo con todos los registros posibles: tristeza, alegría, soledad etcétera sin nunca sobre actuar, ni tener fallos con los que podamos dudar sobre sus sentimientos. Si todavía no le han dado ningún premio, espero que lo reciba en futuras interpretaciones.



La cinta aprovecha la narración para ahondar en distintos aspectos cotidianos, como trabajadores sin papeles en nuestro país. En este caso, la buena acción que hace el hombre alemán, Gert, ayudando a la que, hasta hace poco ayudaba como asistente a su esposa enferma, Oksana. También podemos ver la reacción de los vecinos en contra de esta buena acción.


Lo que vemos constantemente es la contradicción entre lo que parece bueno y malo, aceptable e inaceptable, y esa falta de juicio que hace el director intencionadamente es adorable y necesaria, para que el espectador haga su propio juicio. Aparte del ejemplo de los vecinos con respecto a la trabajadora ilegal, también destacar la relación que tiene el hombre alemán con la mujer ucraniana, la duda puede ser si ese amor es de verdad si no es un amor por conveniencia, y más importante, si esa conveniencia no hace mal a nadie por qué se suele ver de forma crítica?. 



La diferencia de edad, de cultura entre la madre y el hombre alemán, es utilizada por el director para mostrarnos las distintas formas de educación de un niño: de una forma dura y con un idioma que no entiende, o con juegos usados por la madre. Gert entiende que con juegos puede controlar el espíritu indomable de Roman. Al final Gert enseña un "juego"  excesivamente peligroso, y esto muestra la falta de pedagogía profunda de Gert, no por jugar con un niño se es buen padre (o padrastro). Este juego que le enseña Gert a Roman es tan brutal, que el espectador queda sorprendido y se pregunta si está viendo una película de horror.



Otra de las cuestiones abiertas es saber de dónde viene la violencia que tiene Roman, si es por culpa de las circunstancias en Ucrania o simplemente el niño es así. Gracias a esta violencia, o mala leche, se crean escenas de mucha tensión, dinámicas, en donde no se sabe si su rival, Gert, tendrá algún accidente en versión Daniel el travieso ucraniano.



Sin duda lo mejor, o la mejor película, del festival, aunque el palmarés se ha entregado hoy con la cinta alemana "Cherry Blossoms and Demons" de la directora Doris Dörrie, que ha obtenido cinco premios. Lamentablemente tegustamuchoelcine.com no ha podido ver la cinta porque no estaba disponible online con el resto de cintas en competición.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

La hija. San Sebastián 2021

Maixabel. San Sebastián 2021

Arthur Rambo. San Sebastián 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

Los ojos de Tammy Faye. San Sebastián 2021