Mali Twist. Seminci 2021


El francés Robert Guédiguian nos acerca parte de la historia de Mali de los años 60.

El país vivía los primeros años de independencia, y como en otros países que la estrenaron después de la colonización, los inicios fueron un poco convulsos. En Mali, bajo la dirección de su primer presidente Modibo Keïta, el país se focalizó en tener un único partido y nacionalizar la economía, utilizando un modelo comunista. 

En la cinta vemos como este modelo comunista de gestionar la riqueza no convencía a la población, que veían como ellos trabajaban para que se lo quedaran los dirigentes. Samba, el protagonista interpretado por el sobreactuado Stéphane Bak, se encarga de convencer o engañar a la población de que el estado es bueno, y que hay que repartir la riqueza: sus cosechas y ganancias. Los comerciantes no pueden tener negocios con otros países como Senegal, a no ser que el gobierno de Mali dé un permiso expreso. La corrupción empieza a vislumbrarse creando las primeras protestas en el país, en particular en Bamako.



La cinta nos cuenta de forma transversal la historia de Lara (Alicia Da Luz Gomes) una bella mujer a la que a su temprana edad ya la han casado por fuerza con un hombre. Escapa de la casa conyugal cometiendo un delito al abandonar a su marido. Las leyes de la época permitían este tipo de matrimonio, y el divorcio aún no estaba legalizado. 

Como vemos, el director crítica la oportunidad perdida de Mali, pero en realidad de muchos otros países, que tras lograr su independencia no arreglaron todo aquello de lo que se quejaban cuando los colonizadores estaban. En vez de eso, unos "opresores extranjeros" fueron sustituidos por "opresores locales". 

En la cinta podemos ver la música, en concreto el Twist, como una válvula de escape para los jóvenes, en donde se obliga a vestir de forma occidental. Las costumbres occidentales también fueron mal vistas por el gobierno de tendencia comunista, prohibiéndolas por ir en contra de los valores del comunismo.

La actualidad de Mali según la cinta, está llena de militares dirigidos por un gobierno islamista, en donde el velo es obligatorio, y la música prohibida. Sin darse cuenta de que los primeros en prohibir todo lo que pareciera occidental fueron ellos mismo con su gobierno comunista, la protagonista tiene una interesante forma de ver la realidad, al culpar del colonialismo de la situación de miedo causada por el poder creciente de los islamistas radicales. 

Sin llegar a profundizar en la raíz real del problema, más allá de la corrupción de los dirigentes locales o de la intromisión de los países colonizadores en su economía, estaría bien ver un día el porqué muchos de los países africanos tienen dirigentes que están tanto tiempo en el poder. Como dijo Barak Obama:  

"No entiendo por qué la gente quiere quedarse tanto tiempo, especialmente cuando tiene mucho dinero". 

"A veces se oye a los líderes decir 'soy la única persona que puede mantener unida esta nación'. Si eso es cierto, entonces ese líder no ha conseguido construir realmente su nación".

Igual la culpa es también de los países occidentales, o del capitalismo, o un otro culpable típico, pero vislumbrar una hipótesis diferente sería interesante al menos desde el punto de vista cinematográfico.



"Mali Twist" es una película que nos muestra una parte desconocida de la historia de un país muy desconocido para gran parte de los europeos, una historia bonita, demasiado previsible y sin grandes aportaciones novedosas de ningún tipo durante los 129 largos minutos.


Opinión: 3/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lesgaicinemad 2021. Festival cine LGBTI+ de Madrid

La naranja prohibida. Seminci 2021

Compartimento número 6. Seminci 2021

Festival cine europeo de Sevilla 2021

La Fam (La Mif). Seminci 2021

Seis días corrientes. Seminci 2021

El pa(de)ciente. Huelva 2021

A Chiara. Sevilla 2021

Festival de cine iberoamericano de Huelva 2021