Candela. Biarritz 2021



Andrés Farías Cintrón, bien podría denominarse el Pedro Almodóvar de la República Dominicana tras ver su película "Candela" presentada en el concurso del festival de cine de América Latina de Biarritz.

Desde los primeros segundos del largometraje, cuando vemos un primer plano de un hombre pintado de negro maquillado con el pecho de brillantina dorada haciendo contraste con el color de su piel, un fondo de colores intensos, la cámara se aleja lentamente mientras el hombre mira fijamente a la cámara recitando una poesía. A partir de ahí vemos como la vida de la cabaratista Candela (César Domínguez) que trabaja en un club de cabaret, se verá asaltada por la protagonista Sera (Sarah Jorge León) una hija de un millonario que tiene previsto casarse con un político importante dominicano.



Esto es solo la primera parte, la cinta está dividida en 3 capítulos diferentes, mezclando las diferentes historias, mostrando en todo momento un corte perfecto en las imágenes, con un cuidado excesivo en los colores, tonalidades, encuadre, ángulos, situación de personajes, vestuario, incluso vemos el detalle en los adornos y decoraciones de los mueble, haciendo que estos adornos formen parte de la historia de forma indirecta.



Como el Almodóvar de los 80 y 90 que podemos ver en "Tacones lejanos", las figuras estrambóticas, con música lenta y letras claras, gais, transexuales, transgéneros, ambientes que parecen decorados, actuaciones forzadas al extremos para dejar varios segundos tras decir sus frases queriendo aportar intensidad al momento a golpe de silencios sin sentido, con situaciones absurdas que nunca se darían en la vida real como ponerse a contar un poema cuando a la persona en cuestión le están apuntando con un arma insinuando que debería hacerle un cunilingus.

Este cúmulo de situaciones, de caras serias intensas, hace que se compare a "Candela" con Almodóvar, un sello que no debería de perder ya que es su carta de presentación. Lo bueno del cine dominicano es que en general tiene una factura bella, bien conseguida, profesional, con un buen sonido, imágenes cuidadas y nítidas, guiones de ideas interesantes, ejemplos los encontramos en: "Mis 500 locos", "Hotel Coppelia", "Liborio"... . En contrapartida a tan bella realización, se ve una falta de frescura quedando encorsetadas en una rigidez invisible que no tienen otros cines como el chileno o el mexicano.



Aprovechando este artículo podemos hacer notar el atractivo creciente del cine dominicano no ya sólo para los propios dominicanos sino para muchos españoles que han decidido, por un motivo u otro, ir a la isla para hacer su película. Ejemplos magníficos los tenemos con "15 horas" de Judith Colell, quien nos sorprendió en el festival de Málaga 2020 con esta historia de una mujer que huye de su marido. Otro ejemplo de españoles en la isla dominicana y que concursan actualmente en Biarritz es "Una película sobre parejas" de Oriol Estrada y Natalia Cabral, quienes cuentan la vida de ellos mismos con diálogos incisivos sobre el cine, mostrando cómo es trabajar y vivir con la misma persona. 


Oriel Estrada, otro español que realizó su film en la Rep. Dominicana


En definitiva, "Candela" es una obra que estéticamente nos va a sorprender, con escenas demasiado preparadas denotando la maestría del director quien con su segundo film tras "Tiznao" toma su plaza dentro del plantel cinematográfico iberoamericano.



Opinión: 3/5



Andrés Farías Cintrón y su productora.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Tailor. Mostra Valencia 2021

Sedimentos. Cinespaña 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El otro Tom. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021

El páramo. Sitges 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

Josefina. San Sebastián 2021

La roya. Biarritz 2021