Los hijos de los demás (Les enfants des autres). TORONTO 2022

¿Qué hacer cuando se es mujer con más de 40 años y se quiere ser mamá?.

Hijos o libertad
Sin tratar directamente al asunto, la directora Rebecca Zlotowski va creando una trama en espiral ,de forma sutil, en la que vemos a una mujer, Rachel (una Virginie Efira de fantasía) de más de 40 años. Su vida es despreocupada, disfruta de la libertad de no tener hijos, de su trabajo como profesora, de sus clases de guitarra, de sus novios...
La cámara salta del colegio a su vida privada en pareja con su nuevo compañero Ali (Roschdy Zem). El espectador no adivina dónde quiere llegar la directora hasta bien avanzada la película, lo que se agradece, por haber creado esa carretera sinuosa en la que con bromas, como quedarse encerrads en la terraza desnuda, o con micro grabaciones de escenas cotidianas únicamente para hacernos empapar de la vida de la protagonista, nos vamos sintiendo empáticos con ellos.

La película muestra cómo la presión social que nos rodea, puede hacer desear algo con más fuerza. Por circunstancias de la vida, la protagonista empieza a tener contacto estrecho con niños, lo que despierta tardíamente sus ganas de ser madre, la figura del ginecólogo añade un punto de humor no solamente por su aspecto sino por sus comentarios conservadores, lo que le quita drama al film, haciéndola menos "espesa" y digerible.

Diversión en París 
París está siempre presente, mostrando una ciudad en la que, al contrario de lo que mucha gente puede pensar, un niño sí puede crecer sin dificultad, sin necesidad de irse a una casa al campo. La directora utiliza la ciudad precisamente como elemento de decisión, entre ser madre y tener responsabilidades o disfrutar a la ciudad y la libertad de ir de un sitio a otro de la capital francesa. 
En este caso la protagonista puede observar como tener un hijo cambia la vida, no solamente por familiares alrededor sino porque a ella misma le toca temporalmente hacerse cargo de uno.

Un tema denso tratado con fluidez 
La película es dinámica, no vemos silencios inoportunos, ni escenas alargar hasta la saciedad para dejar claro el punto de vista del director. Aquí todo fluye, ayudando a esto la naturalidad con la que llega a actuar la actriz protagonista Efira, quien cada vez que sale en pantalla la ilumina.

Dentro del cine francés, se ruedan tantas películas de parejas en París que cuesta discernir cuáles son las que tienen un alma especial y cuáles no. En este caso "Los hijos de los demás" tiene mucha atracción y soltura al filmar, con un desenlace final que hace sonreír a todos, con una aureola de grandeza pero también de tristeza, y que explica, no solamente la película sino también el sentido de la vida.

Opinión: 4,3/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

World War III. VENECIA 2022

Project Wolf Hunting. TORONTO 2022

VENECIA 2022

TORONTO 2022

Venus. TORONTO 2022

MUSEO CALIWOOD, Colombia

Mantícora. TORONTO 2022

Pour la France ( Por mi país). VENECIA 2022

Blanquita. VENECIA 2022

Pakucha. FESTIVAL DE LIMA 2022