Winter boy (Le Lycéen). SAN SEBASTIÁN 2022



La vida de joven protagonista, Lucas (Paul Kircher), es una montaña rusa, que se mueve por los raíles de las circunstancias de la vida.

El director francés Christophe Honoré, nos muestra en 2 horas de película, cómo un acontecimiento brutal, la muerte en accidente de coche del padre de Lucas, hace que todos los integrantes de la familia sientan un cambio en sus vidas, y lo más importante, que el espectador lo sienta también.



Actores de primera

Si bien la película se centra en Lucas, tiene como elementos corales a su hermano Quentin (un siempre e indomablemente cómico Vincent Lacoste), y su madre Isabelle (una brillante Juliette Binoche), quiénes, a modo de amortiguadores, hacen que la vagoneta de Lucas, que va por la montaña rusa, continúe en los carriles.

El director mezcla el amor, los sentimientos de pérdida y la sexualidad, de una forma muy compacta, haciendo que todo parezca natural, en dónde vemos al joven Lucas teniendo encuentros sexuales, o amorosos, con otros personajes. Escenas que en algún momento nos podrían recordar a personajes de "Queer as folk".


La interpretación de Juliette Binoche es espectacular, no ya solo porque físicamente cueste identificarla, quizás sea un tipo de maquillaje o prótesis que la han puesto para cambiar sutilmente su físico, sino también por su actuación que la convierte en otra persona, su mirada es otra a la que nos tiene acostumbrados. Su papel es complicado, el de una madre que no sabe cómo gestionar la adolescencia de su hijo, y a la vez, la tragedia que acaba de vivir con su marido, decidiendo que lo mejor es dejar que Lucas aprenda a su libre albedrío en París.


De nuevo París

París vuelve a ser una ciudad en la que se ruedan gran parte de la producción francesa, y es que, su atractivo sigue estando de moda. En esta ciudad también vive Quentin, el hermano mayor, cuya vida llegará a entremezclarse con la vida privada de Lucas. Lacoste, en actor que interpreta Quentin, tiene siempre mucha presencia en las películas en las que actúa, sus papeles quedan en la retina del espectador, en este caso ayuda su tinte rubio, y en ocasiones su vis genuinamente cómica, le traiciona, más aún en películas como está, un drama de manual. Y es que verle en la maravillosa obra "Jacky en el reino de las chicas" quizás no ayude a verlo en otros papeles. Aún así, en papeles menos dramáticos como el que tuvo en "Ilusiones perdidas" es un placer para los cinéfilos.


El director consigue impregnarnos del espíritu de la película, ya desde los primeros minutos, con el plano secuencia donde Lucas recibe la noticia en la casa, nos deja maravillados pero dándonos a entender que la película va a ser triste, muy muy triste. 

Como indica el propio director:

"Mis películas a menudo han tratado sobre la desgracia, la irreversibilidad, los puntos de ruptura, pero nunca hubiera pensado que algún día haría una película sobre el estado particular en el que había estado en los meses posteriores al fallecimiento de mi padre. Desde “Plaire, aimer et courir vite” (Sorry Angel), he tratado de abordar cada nuevo proyecto con escrupulosa sinceridad. Esencialmente, creo que la gente hace películas porque en el fondo echa de menos a alguien, o porque siente, brutal o vagamente, un vacío que intenta llenar con una película. Quizá echaba más de menos a mi padre entonces."

Una cinta donde su brillantez y dinamismo en la forma de contar la historia, unido a que los tres protagonistas están a un gran nivel interpretativo, llevan a que la cinta se posible muy bien para ser una de las grandes candidatas a los César. En particular en de papel no protagonista para Juliette Binoche.

Opinión: 3,7/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

World War III. VENECIA 2022

Project Wolf Hunting. TORONTO 2022

VENECIA 2022

TORONTO 2022

Venus. TORONTO 2022

MUSEO CALIWOOD, Colombia

Mantícora. TORONTO 2022

Pour la France ( Por mi país). VENECIA 2022

Blanquita. VENECIA 2022

Pakucha. FESTIVAL DE LIMA 2022