Paul Dood´s deadly lunch break. SXSW 2021




Premio "Final Draft Screenwriters" SXSW 2021. Una joya del cine británico actual del director británico Nick Gillespie, seleccionada para SXSW 2021. 
Segunda cinta del director tras "Tank 432". Esta alocada cinta haría las delicias de los aficionados a silbar y aplaudir cada vez que hay escenas brutales en Sitges, Gérardmer o en el PIFFF de París. Aunque en la primera parte, en los primeros 30 minutos, parece una cinta calmada, donde vemos al protagonista cuidar a su madre en silla de ruedas, con su rutinario trabajo y su ilusión de ganar un concurso de talento. En su segunda  parte es donde el director acelera los acontecimientos creando un festival perfectamente organizado de sucesos que están relacionados con los iniciales, y donde el espectador, de forma enfermiza, quiere que gane Paul. 


La idea de la cinta es contar la vida de un perdedor, un hombre que en su cabeza parece no haber salido nunca de la adolescencia sin tener miras o deseos de "adultos". El vivir con su madre, la forma de vestirse, el querer el éxito instantáneo, hace que su perfección de la realidad se empequeñezca. Como muchas personas de la vida real, este tipo de eternos jóvenes, no parecen adaptarse a la vida real, llamándoles "raros" en la cinta, e intentando aferrarse a algo que les dé sentido a sus vidas, en el caso de Paul el baile que tiene preparado para la audición. El día de presentar su show tiene varios problemas que le impiden llegar a tiempo al teatro donde se hacen las pruebas, toda una lista de despropósitos muy divertidos, sacados del manual de "Monty Python" como el oficial de trenes que cree que hace bien su trabajo, o el falso japonés. Una sarta de escenas delirantes que hacen al espectador empatizar rápidamente con Paul. 

Según comenta el director "esta historia para mí siempre ha sido edificante, pero en el fondo es esencialmente sobre el dolor y la pérdida y cómo la gente se enfrenta a ello. Así que después de un momento desgarrador, hay un destello de esperanza para nuestro héroe oprimido que emprende una búsqueda de aceptación y validación social. Se trata de encontrar la comedia dentro de esa oscuridad, que es algo que siempre ha atraído. Nadie sabe quién es Paul Dood, y de eso se trata. todo lo que tiene que ver con él es exagerado, pero de alguna manera sigue siendo el desvalido y siempre he encontrado su visión del mundo de pueblo trágico".



La actuación de Tom Meeten, quien interpreta a Paul Dood, es sorprendente, nos convence desde sus miradas de asesino miedoso, a las de añorar a su madre, pasando por las de joven ilusionado teniendo seguidores en internet. Este actor, que en la película se asemeja al "Jocker" de Joaquin Phoenix, por el maquillaje, los bailes, la parte vengativa, y las masas siguiendo. Podríamos decir que Paul Dood es el "Jocker" británico, eso sí, mucho más divertido que el estadounidense. Meeten es un actor principalmente de televisión, que con esta películas podría llegar a obtener fama internacional, al menos fuera de países anglosajones.

Un cura obsesionado con el sexo que utiliza las limosnas para sus propios negocios, sin ayudar al prójimo y robándole taxis. Un camarero británico que se cree Japonés, tomándose demasiado en serio su papel, al igual que el controlador de trenes que de tan perfeccionistas termina siendo inútil. Sin olvidar al influencer pedante que se cree desdeñosamente superior al resto. Estos son algunos de los pecados que vemos en esta cinta, donde la redención está en la muerte que querrá aplicar Paul, habrá que ver si un alma caritativa e inocente como la suya puede llegar a hacer tal cosa. Y es que, como en "un día para la furia" al protagonista le dan ganas de acabar con todo, al igual que pasa en la realidad, llegando a imaginar cómo acabaría con cada uno de ellos. Estas imágenes ensoñadas son de lo más divertido ya que nos propone un Paul convertido repentinamente en un asesino profesional imaginando matando a todo aquél que le molestó. La realidad es bien distinta a como él la había soñado.

Las imágenes de transición son muy elocuentes, haciendo que el espectador se adapte bien a los nuevos ambientes, por ejemplo podemos ver que cuando entra en casa el protagonista juega con el gato. Aquí suele ser punto débil de algunas películas de menor calidad, que el espectador aprecia como "malas" sin saber muy bien por qué. Gillespie se toma su tiempo para meternos en nuevos ambientes delicadamente, con lo que no crea recelo en el espectador. Tras los primeros minutos, la mayoría de las localizaciones son conocidas por el espectador, que se siente familiarizado cuando las vuelve a ver por la televisión, o en los móviles de la gente. Un detalle curioso es la cámara que lleva el protagonista en el pecho, con la que graba en directo todo lo que hace, haciendo trepidante para el público el ver lo mismo que estarían viendo los miles de seguidores de Paul. En este aspecto tiene cierto parecido a la cinta de Antoine de Maximy  "Iré a dormir a los Cárpatos" donde el protagonista lleva 2 cámaras, y gracias a las imágenes se consiguen solucionar los problemas del protagonista. Aquí quien tiene la solución son los seguidores que ven los videos, y el afecto que pueden dar y que echa en falta Paul.


Sin duda una de las mejores películas vistas este año, y a la que auguramos mucho éxito en todos los festivales a los que vaya.

Opinión: 4/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

Tailor. Mostra Valencia 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

Sedimentos. Cinespaña 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021

Los huesos. Venecia 2021