Los Premios Quirino y el Foro de Coproducción y Negocio se están llevando a cabo en la isla española de Tenerife, del 9 al 11 de mayo. Este evento reúne a profesionales de la animación iberoamericana con el objetivo de reconocer lo mejor de esta industria y promover la colaboración entre países.

En su séptima edición, los Premios Quirino de la Animación Iberoamericana recibieron un total de 247 obras de 15 países distintos, abarcando desde largometrajes hasta videoclips. España encabeza la lista de países participantes, seguida de Brasil, Argentina, México, Portugal, Chile o Colombia. La diversidad y vitalidad de la animación en la región latina se reflejan en esta convocatoria.

El nombre de estos premios rinde homenaje a Quirino Cristiani, pionero en la animación, creador de la primera película animada de la historia, "El apóstol", en 1917. Su trabajo marcó el inicio de la animación iberoamericana que celebramos hoy en día.

Durante el evento, tuvimos la oportunidad de conversar con una destacada figura del cine de animación chileno: Cristóbal León, quien junto a Joaquín Caciña, quienes estuvieron como finalistas con el videoclip "I inside the old I dying", y también presentarán "Los Hiperbóreos" en Cannes próximamente.

Cristóbal León reflexiona sobre la importancia de la cultura hispanoamericana compartida, señalando que "tenemos una cultura en común que a veces pasamos por alto. Nos enfocamos demasiado en Europa y Estados Unidos, pero podríamos ser más fuertes si nos apoyáramos más entre nosotros, los latinos".

En cuanto al apoyo al cine de animación en Chile, Cristóbal menciona que existen fondos especiales para animación divididos en preproducción, producción y postproducción, lo que facilita la financiación de las películas. El director señala que "si te ganas los tres fondos puedes financiar bien tu película. Yo no me puedo quejar, he tenido mucho apoyo para hacer mis películas", continúa diciendo que "he tenido mucha suerte, o quizás disciplina, o una mezcla".

Sobre la posibilidad de coproducción con otros países, comenta que "en nuestras primeras películas protegíamos mucho nuestro control creativo y éramos muy conservadores a la hora de coproducir, para no arriesgar ese control", continúa indicando que eso ha cambiado "creo que ahora estamos en una posición que nos permite jugar más y estamos evaluando las posibilidades de coproducción para nuestros dos nuevos proyectos" .

Destaca hitos importantes para la animación chilena, como el Oscar ganado por "Historia de un oso", la nominación para el Oscar por "Bestia", en la que también trabajó, y "La casa lobo", la primera película de stop motion chilena, dirigida por él mismo. Todo esto ha contribuido al desarrollo de una escena animada, diversa y autoral en Chile, impulsada en parte por el festival de cine de animación Chilemonos y el apoyo estatal continuo durante los últimos años.

León sentencia "creo que vivimos una especie de época dorada del cine chileno, y la animación se ve en eso. Esto es en parte gracias al apoyo estatal sostenido que hemos tenido durante ya 30 años".



Comentarios

Entradas populares de este blog

Programación del festival de cine de Huesca 2024

No nos moverán: nueva visión del 2 de octubre de 1968 en México

Reinaldo Cutipa

El consentimiento. PÖFF 2023

La casa. MALAGA 2024

Le mystère Jérôme Bosch

Cine español vs cine francés

Festival cine español Nante 2024

IRTP presente en los premios Quirino. QUIRINO 2024