Utama. SUNDANCE 2022



Bolivia está de moda en los festivales de cine. Hace unos meses el boliviano Kiro Russo dejó boquiabiertos a todos en Venecia con "El gran movimiento". Esta vez el también boliviano Alejandro Loayza Grisi nos ha enamorado en su participación en la sección internacional de Sundance 2022, con su fotografía, protagonistas y un potentísimo mensaje que llega claro al espectador.



Con esta son 3 las películas hispanoamericanas que participan en Sundance. En esta los magníficos actores Santos Choque, Luisa Quispe y José Calcina debutan con tres papeles, dos abuelos que viven en una casa en un pueblo casi desértico (Virginio y Sisa) y un nieto que vive en la ciudad.


  


La Bolivia vaciada

El director es consciente de los problemas que tiene la Bolivia vaciada, que al igual que la España vaciada, está perdiendo a sus habitantes. En el caso de Bolivia las circunstancias son más extremas, falta de agua, caminatas de horas con cubos para buscar agua, muerte de los animales por falta de hidratación, falta de trabajo, desertización del terreno... La cinta nos muestra los estragos de un país cuyos gobernantes no se han preocupado por mejorar, unos habitantes que se sienten olvidados, aunque paradójicamente son ellos los que se sienten más cercanos a su tierra. Estos habitantes, cada vez menos, necesitan caminar horas para sentirse vivos, necesitan sentir el aire, ser conscientes de lo que les rodea sin móviles que les perturben. La respiración de Virginio puede ser escuchada en varios momentos de la cinta, un prodigio de efecto para hacernos sentir la indignación, la fatiga, la pérdida de fuerza que el hombre está sintiendo. 



Como en muchas de las películas de la región, el director parece que nos cuela como polizones de una historia secreta donde hay llamas, señoras con gorros peculiares y trenzas kilométricas, estas caras y miradas que no pueden ser interpretadas por la realidad de las miradas, unos paisajes que ningún decorado de Hollywood podría imitar, una bomba con arreglos que uno juraría que existe en la realidad en algún pueblo. La vida "pintoresca" por no decir pobre, de muchos habitantes del mundo son de por sí una interesante historia que merece ser contada.


Dos generaciones irreconciliables

En "Utama" vemos un claro contraste entre la vida de los abuelos, cercanos a la tierra, y la del nieto que viene de la ciudad para llevarlos allí donde podrán ser atendidos, y al menos hay agua. El chaval no entiende el arraigo que tienen sus abuelos a la tierra, al igual que ellos no entienden el arraigo de su nieto por el móvil. Un ejemplo es la conversación que mantienen cuando Virginio dice: "Caminar me mantiene vivo" y le responde "Allí también puedes caminar pero a la sombra. ¿Cada cuánto pueden comer, cuando muere una llama?". 

Un abuelo incomprendido por la rapidez de la sociedad actual, y por su nieto. La abuela tampoco entiende lo que está pasando, la falta de agua, la sequía, las comodidades. Para alguien que toda su vida ha trabajado duro no existen ciertos términos que tomamos como básicos en nuestras sociedades como: jubilación, paro, asistentes que ayuden a personas ancianas, etc. La cinta nos muestra cómo la historia y la sociedad ha dado la espalda a justo los que guardan parte de esa historia y sociedad, a quienes con sus recuerdos y su idioma (el Quechua) crean bibliotecas andantes a las que habría que cuidar y mimar.



Una fotografía y paisajes difíciles de igualar

La fotografía y el paisaje es algo que necesita un capítulo a parte, la división nítida del cielo y la tierra, ese azul intenso hasta la mitad de la pantalla, pasando al marrón de la tierra seca, como contraste del azul del mar y el marrón del desierto. De hecho es tan importante este concepto que el cielo en el cartel son las montañas, impidiendo al ave escapar. Las imágenes de las personas lavando, las llamas con sus lazos rosas en las orejas, los tonos marrones de las rocas, hacen una composición simplemente bella pero que a la vez nos transmiten un increíble vértigo de solidad y muerte, haciéndonos recordar las imágenes (salvando las distancias culturales y de kilómetros) de la cinta india Pebbles. La combinación perfecta de las palpitantes imágenes es la música del maestro Cergio Prudencio que nos hace levitar de nuestros asientos.


Opinión: 4,3/5






Comentarios

Entradas populares de este blog

Culpa. BARCELONA FILM FEST 2022

Tiempos futuros. MÁLAGA 2022

Yuni. BARCELONA FILM FEST 2022

The gigantes. MÁLAGA 2022

Entre la niebla. MÁLAGA 2022

El comensal. BARCELONA FILM FEST 2022

FESTIVAL DE CANNES 2022

Alcarràs. MÁLAGA 2022

Mi vacío y yo. MÁLAGA 2022

Llegaron de noche. MÁLAGA 2022