Encanto. Gaumont Wilson



Las películas de Disney tienen la capacidad de ser globales, en lo más amplio del significado de la palabra GLOBAL. En todos los países donde se ve la cinta se sienten identificados con lo que cuentan por muy local que parezca el tema. Los cantantes que interpretan las canciones son prometedoras o confirmadas estrellas de la canción en sus respectivos países, en el caso de Colombia canta Carlos Vives. Pero las películas de Disney, a diferencia de la mayoría del resto de cintas, salen de la pantalla para llenar las casas con su inteligente merchandising, o recrean los personajes en real dentro de sus 6 parques temáticos repartidos por el mundo. Con el reciente canal Disney + sus películas también llegan a todos los hogares del mundo (donde haya Disney +).


Disneyland en Anaheim, California


Disney mira a sus vecinos americanos

"Encanto" es la nueva maravilla de la multinacional estadounidense que de vez en cuando mira a sus vecinos americanos para obtener ideas explosivas, diferentes y frescas. En este caso nos cuentan la historia de una familia colombiana que tiene que huir de su pueblo tras la llegada de la guerrilla o paramilitares (dejando, quizás a intención, la imposibilidad de diferenciarlos). Esta huida puede ser cualquiera de los 8 millones de personas desplazadas desde 1985 al 2020 en lo que se denomina el conflicto armado colombiano

Tras la muerte del marido de la que será la abuela, una vela dota de poderes a su familia, los Madrigal. Estos poderes los tienen todos menos la verdadera protagonista: Mirabel.



El peso de la familia en Iberoamérica

Una película protagonizada por unas mujeres reales, acostumbradas a levantar sus familias en una sociedad iberoamericana "matriarcal", como lo definió en una ocasión el director venezolano ganador del León de Oro en Venecia, Lorenzo Vigas.

Una cinta donde vemos perfectamente la personalidad de todos los miembros de la familia de una forma tan magistral que no parece que estuviéramos viendo una película de animación, pareciera que estuviéramos allí dentro, en esa casa encantada, con la hermana que levanta burros con las manos, o la otra hermana que piensa solo en la belleza por tener "la obligación de ser perfecta". Esa sensación de cercanía creo que solo se consigue en los cines, con una pantalla y sonido que permitan ver los pequeños detalles, no solo la gran belleza del colorido general, sino los cabellos de diferentes tonalidades, los reflejos prodigiosos que se observan en las gafas de Mirabel, o los burros haciendo todo tipo de cosas ilógicas en segundo plano.


El sinsentido que da sentido a la cinta

De hecho las secuencias ilógicas son comunes en esta cinta, si tenemos en cuenta el precio del segundo de animación en una película de este tipo, ciertas secuencias no se explicarían. Se agradece que hayan tenido la libertad económica de poder aderezar la cinta con estos personajes, diálogos, escenas que no aportan gran cosa a la trama pero que la da frescura, naturalidad, que hace que te enganches y nos volvamos buscadores de detalles ocultos a lo largo de la cinta, haciéndola aún más divertida y cautivadora. Hipnótica también son las escenas donde vemos a la protagonista moverse en un entorno que se ha paralizado, un efecto que muestra el dominio del tiempo y el espacio perfectamente.

Los burros a lo largo de la cinta, pero en especial en la canción "En lo profundo", son también protagonistas tocando el violín en un Titanic singular, volando transformados en unicornios, haciendo un coro de danza a una de las protagonistas...




Amar el cine real

Ver la película en versión original en los cines de Gaumont Francia y que ese idioma original sea el español fue otra de las gratas sorpresas, dar a la película el idioma realista de donde se habla. Podrían haber elegido el inglés, como está en la ficha técnica de la cinta, pero elegir el español denota clase y amor al cine para darle más verdad. Aún recordamos el ridículo absoluto de Javier Bardem en "Loving Pablo" hablando con acento colombiano (o esa era la idea) en inglés con sus colegas colombianos en Colombia; o más recientemente en "House of Gucci" interpretada por Estadounidenses, hablando en inglés con acento italiano en Italia...despropósitos que Gaumont ha solventado en esta ocasión al estar en su mano. Por su parte hay que valorar que Disney haya decidido dejar la palabra en español ENCANTO como título utilizado en todos los países de distribución.


Se echa de menos más vocabulario típico de Colombia, a parte de "Bacano". El café es otro de los tópicos utilizados con mucho humor al dárselo a un niño hipernervioso. El orgullo de la familia, o que todo quede dentro de una casa familiar mostrando el peso importante de la unidad familiar, es también un claro y realista ejemplo de la sociedad colombiana que intenta retratar. Este círculo cerrado de tíos, tías, primos, hermanas, etc, hace perderse al público y a los propios vecinos que dicen directamente "¿Cuál es la hermana y cuál la prima?".




Un verdadero placer el sentir de forma tan dinámica la atmósfera cercana, pero a veces confrontada, de la familia Madrigal. Nos llevamos también un valioso aprendizaje con la insinuación de refilón de un conflicto que es el inicio de la cinta.

Opinión: 4,7/5




 




Comentarios

Entradas populares de este blog

ANNECY 2022

La mujer de Tchaikovsky. CANNES 2022

War pony. CANNES 2022

ECOZINE 2022. Zaragoza

El comensal. BARCELONA FILM FEST 2022

EO. CANNES 2022

El agua. CANNES 2022

As Bestas. CANNES 2022

Kurak Günler (Burning days). CANNES 2022

Entre la niebla. MÁLAGA 2022