Gentle (Szelíd). SUNDANCE 2022


La dureza de una pasión que no está bien pagada y que requiere un esfuerzo casi inhumano. El planteamiento realizado por los directores y guionistas húngaros: László Csuja y Anna Nemes es profundo, sutil, dejando que la crudeza del mensaje nos llegue poco a poco, que se vaya instalando en nuestros pensamientos para sentirnos dentro de la película.



La fragilidad de los fuertes

La protagonista Edina, interpretada maravillosamente por la culturista Eszter Csonka, deja con la boca abierta a las academias de arte dramático al aparentar-superar a muchas verdaderas profesionales de la actuación. Su pareja, Ádám, interpretado por György Turós es otro personaje de gimnasio y que convence en pantalla. Ambos nos muestran su fragilidad a pesar de su aspecto, un viaje por los sueños que pueden alcanzar o que ya alcanzaron y los miedos de haber dejado un pasado dorado sin que el tiempo perdone permitiendo recuperar.



Deleite de imágenes

Desde el inicio, con ese plano secuencia épico, maravilloso, donde vemos la inmensa y musculada espalda de alguien que tiene miedo, que se pierde por los plásticos que forman las cortinas, donde unos brazos impersonales pero paternos la animan a salir y comerse el mundo, llegando a salir a escena, siendo la diosa del escenario con un vacío literal del fondo, dejando solo a la mujer en todo su esplendor. Pocas veces hemos podido disfrutar tanto, donde la potencia del mensaje nos llega a 100 por hora gracias a una canción que abre y cierra la película: ALL I WANTED de Kata Kozma.




La armonía de las imágenes continua a lo largo de la cinta, con las escenas en el bosque, el coche parando frente al hotel lloviendo, la habitación del hotel en tonos verdes cuando fuma un cigarrillo con la persona que limpia, o el hombre saliendo de un armario... belleza llevada al extremo.

La primera victoria en un concurso no significa que los problemas económicos estén resueltos para la protagonista, es justo ahí donde los directores se centran, en la pasión por algo que no da dinero, lo precario en particular del mundo del culturismo comparado con los excesos que tienen que hacer en dieta o ejercicios. La humillación de tener que comer chocolate a escondidas, estas acciones eliminan la parte humana del cuerpo, convirtiéndose en una simple máquina a la que hay que alimentar cuando diga la alarma del móvil, o limpiar como la carrocería de un coche. 


Lo que nos hace humanos

Los acontecimientos inesperados se suceden para mostrarnos que lo fuera de lo normal, como hacer el mono, o sostener a otra persona en un lago, es lo que nos hace sentir humanos. La necesidad de tocarnos lejos del sentimiento sexual, la necesidad de no sentirnos solos, de cariño, es lo que parece emanar del guión de la cinta. En oposición tenemos una de las imágenes más bellas de la cinta que muestra la separación, la frialdad de una pareja cada uno en una sala, uno afeitándose el pecho y la otra tendiendo ropa, las luces, el espeso muro entre ambos hace que esa imagen tenga una tremenda carga emocional. 

El personaje de Edina representa a una personas corriente, cuando nos sentimos inseguros de nosotros mismos porque nos exigen mejorar unos puntos que ya son fuertes de por sí, como la musculación en el caso de la película. Cuando estamos con otras personas que ven esos mismos puntos como una verdadera fortaleza nos sentimos seducidos por la idea de ser aceptados como somos. En el caso del personaje principal es lo que ocurre debatiéndose entre su pareja y el otro hombre. ¿Queremos al que nos exige constantemente o al que nos acepta incondicionalmente?



La vida es hipócrita, a veces

El sufrimiento y la mentira no solo están presentes cuando se dice que se ganaran los concursos a pesar de los problemas físicos. La imagen, una vez más impactante y efectiva, que representa esto es la del cerdo atrapado por Edina, cuando esta le dice que todo irá bien justo antes de que la muerte llegue con una cuchillada en la garganta del animal. El fin irremediable que presagia para ella misma, el matadero transformado en escenario de competición.

Una cinta maravillosa, cargada de emotividad, inteligencia, mensajes, con unas actuaciones contenidas que nos dejan preguntándonos de dónde ha salido Eszter Csonka y porqué no había actuado antes, un bravo para Éva Zabezsinszkij que es la directora de casting.


Opinión: 4,5/5


Más música de la cinta aquí.



Comentarios

Entradas populares de este blog

World War III. VENECIA 2022

Project Wolf Hunting. TORONTO 2022

VENECIA 2022

TORONTO 2022

Venus. TORONTO 2022

MUSEO CALIWOOD, Colombia

Mantícora. TORONTO 2022

Pour la France ( Por mi país). VENECIA 2022

Blanquita. VENECIA 2022

Pakucha. FESTIVAL DE LIMA 2022