Gritt 0,5/5. Festival de Rotterdam 2021


Dirigida por la noruega Itonje Søimer Guttormsen, en la competición Tiger del festival de Rotterdam, y curiosamente a la vez en la competición Nordic del festival de Göteborg.



La cinta cuenta la historia de Gritt, una artista noruega interpretada de forma fría y con mirada constantemente profunda por Birgitte Larsen, quien sueña con presentar la controvertida obra "The White Inflammation", donde lo blanco es una enfermedad, la peste. Pero tanto quien debe producirla como la sociedad no parecen dispuestos a darle una oportunidad. 


Gritt, como otros muchos actores, tiene problemas económicos, como en "Mascot" de Leeha Kim, Estos problemas se agravan cuando su tía vuelve de Senegal, y debe abandonar el apartamento de su tía donde estaba. Decide instalarse en el teatro donde ensayan la obra en la que participa.



Según el sitio web IMDb la descripción de la cinta es: "Gritt busca por todas partes un hogar para ella y su visión artística, sin inmutarse por la falta de apoyo, se embarca en su misión de enterrar el capitalismo y el patriarcado". Viendo esta definición se entienden varios aspectos, de los muchos que tiene, que no encajan por su falta de lógica.


La cinta empieza en el país denominado el más capitalista, Estados Unidos. Viendo las escenas: un paseo por la ciudad y el interior de un teatro, el espectador no entiende porqué el equipo ha tenido que innecesariamente grabar esto en Nueva York. La única explicación aparente es el tener unas vacaciones pagadas por la productora. No solo no aporta nada los primeros minutos en Nueva York, si no que rompe el resto de la cinta, ya que en la ciudad neoyorkina hay primeros planos de los personajes, casi a lo Sergio Leone, presentando a una compañera con síndrome de Down. Una vez en Noruega, se acabaron los primeros planos y la compañera con síndrome de Down ha desaparecido, nunca más la vemos en la cinta. Pensamos que como bien dice la protagonista en la cinta, su compañera fue una excusa para conseguir llevar la obra, en esta caso cinematográfica, quizás pidiendo algún tipo de ayuda donde se requería dar un papel con alguna capacidad especial. Lo curioso de la cinta es que no tienen reparos en reconocer que utilizan a una persona de estas condiciones para aprovecharse y llevar la obra a Estados Unidos.



Por si quedan dudas sobre lo que va a tratar la cinta, la protagonista recibe una pregunta en un bus sobre su futuro, y responde llanamente que va a luchar contra el capitalismo y el patriarcado. Estamos acostumbrados a que los directores de cine nos desgranen su guión poco a poco, dejando utilizar la imaginación o la inteligencia al espectador, para que él mismo se haga una idea con matices, de lo que trata la cinta. El que, al inicio de la cinta, la protagonista tenga que anunciar de qué va a tratar la cinta para que no haya dudas, sorprende y parece más bien un error de principiante, de hecho es el primer largometraje de la directora aunque tiene al menos 4 cortos a sus espaldas. 


La falta de linealidad de la cinta es palpable, pasa de primeros planos estables en la cinta, a distanciarse, a llevar cámara en mano dejando que la protagonista se mueva con una óptica de documental. En ciertas ocasiones mezcla el falso documental, en ocasiones hablando con personas aleatorias de la calle, muy parecido a lo que se hizo en la genial película "Ha vuelto (Er ist wieder da)" de David Wnendt, donde un "falso" Hitler pregunta a gente por la calle.

 


Está claro que la directora ha intentado seguir a raja tabla los parámetros inexistentes de una película "Indie", con sus 120 minutos de duración, dividiendo la cinta en capítulos de grandes rótulos en la pantalla, incluso ha forzado a lo absurdo una voz en off que no se había escuchado nunca hasta el minuto 51. Parece que la directora se va sacando recursos de debajo de la manga según va escribiendo el guión, sin pensar en la armonía de la cinta, ni el bienestar psicológico de los espectadores. Los zooms rápidos en movimiento buscando al protagonista en la lejanía, tampoco ayudan si uno no los realiza con la maestría de un Lars Von Trier.

Una obra completamente sin sentido, sin gracia, sin intensidad ni dinamismo, que a veces parece un burdo panfleto político de la directora: lo vemos con la secuencia del minuto 1h28, donde se ve a la protagonista caminar y alguien, que no sale en pantalla, reprocha al gobierno sobre las guarderías. ¿Dónde está la introducción de este hombre?, ¿por qué está motivado este comentario?, ¿qué unión tiene con la obra principal?. A priori, no tiene otro propósito que obligar al espectador a oír su mensaje metido con calzador. 


Más información sobre el festival aquí: 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

La hija. San Sebastián 2021

Maixabel. San Sebastián 2021

Arthur Rambo. San Sebastián 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021