El show de Cemil, 4,3/5. Festival de Rotterdam 2021


Esta divertida y dinámica obra es del director turco Bariş Sarhan, quien la presenta a concurso en la sección Big Screen Competition.



Bariş Sarhan adapta brillantemente su propio cortometraje al formato largo. El show de Cemil, estrenado en 2015, contaba la historia de Cemil, un guardia de seguridad de un centro comercial, que intentaba en vano ser el empleado del mes. Aunque el director mantuvo prácticamente el mismo reparto, la historia ha cambiado. 

Conocemos a Cemil, que se presenta a una prueba para el remake de un clásico de Yeşilçam (apodo de la antigua industria cinematográfica turca), Kâbus (una película de ficción). Quiere el papel del villano, interpretado en la versión original por el gran actor Turgay Göral. Como guardia de seguridad de día, uno se da cuenta rápidamente de la timidez del personaje, del que no toman en serio sus compañeros. Está en otro mundo, sin llegar a encajar en el actual al estar obsesionado por el cine y especialmente por la imagen de Turgay Göral. El Show de Cemil lleva esta obsesión visualmente utilizando el formato 1:1 o 4:3 con imágenes en blanco y negro de estas películas. El actor es el guía, la luz de Cemil, mientras se ve cada vez más humillado por todos. 



La cinta tiene dos partes, en la primera está el sosiego, todo parece relativamente normal. Cemil parece interesado en su bella compañera al ver una foto en Instagram con su padre, pero lo que le interesa es su padre, el actor Turgay Göral, desde este punto la cinta muestra un intento de reconocimiento de los demás. Un reconocimiento que todos buscan, como la compañera subiendo fotos a la red para que las gente las vea, pero en el caso de Cemil nadie se lo reconoce, nadie le dice que es un buen actor. De hecho, le dicen lo contrario, creando una cólera contra la mala crítica. Cemil no recibe un apoyo incondicional porque para el director de la cinta, esto sería caridad, decir que alguien es bueno en algo por hacerle feliz. Viendo que nadie lo cree válido en el mundo del cine, Cemil recrea la película de la que está enamorado, siguiendo los fotogramas uno a uno en la realidad.



La segunda parte de la cinta, es digna del festival de Sigtes, con un guion que se vuelve loco, donde los constantes golpes, peleas, y un buen montaje hace hilarante la cinta, llegando a parecerse en algunos momentos a la cinta rusa "¿Por qué no te mueres? ". Esta rabia, esta obsesión que desata un huracán de violencia lo vemos actualmente en la sociedad o en la cinta "Shorta",  es la humillación del más fuerte (el director del Mall) o los que se creen más guapos y mejores (la exuberante compañera), creyendo que la única o última forma de combatirla es la violencia. Incluso el director justifica la violencia del de arriba contra el de abajo sin darle un aro de anomalía, mientras que cuando es al revés, y Cemil emplea la violencia, es algo que afecta a las fuerzas del orden y no se puede permitir. Este doble rasero con respecto a la violencia y  por ende de la dignidad, se ve también en la brutalidad policial en distintos países, donde los policías son indultados incluso teniendo cargos de tortura. En la cinta, el director del Mall no tiene ninguna consecuencia judicial por pegar a Cemil.



El amor que desprende esta cinta por el mundo del cine, es absoluto, paranoico. La vida del personaje se centra en conseguir el papel del villano, para conseguirlo revisa una y otra vez las escenas de su personaje favorito, y visita al director de cine en varias ocasiones para pedirle el papel. Aprovecha la visita de Cemil al set de rodaje, para hacer un repaso de cada trabajo en la película, el cámara que no duerme, los actores que darían lo que fuera por tener un papel, el jefe de producción que se vuelve millonario gracias a exprimir a sus trabajadores, etc. Todo esto muy hábilmente llevado de la mano de Sarhan y brillantemente interpretado por su actor principal Ozan Çelik, que consigue transmitirnos su inseguridad y su locura al mismo tiempo.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

La hija. San Sebastián 2021

Maixabel. San Sebastián 2021

Arthur Rambo. San Sebastián 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

Los ojos de Tammy Faye. San Sebastián 2021