Patria, 4/5. San Sebastián 2020




Como se suele decir, mejor tarde que nunca. Aquí la opinión de la serie Patria de HBO. Se presentó en el festival de San Sebastián en septiembre del 2020. A finales de octubre se pudo ver en Telecinco y HBO. Ahora con 7 nominaciones a los premios Feroz. La mejor serie española según los críticos del New York Time, Premio Ondas a la mejor serie de drama, y los premios que están por venir.



La maravillosa serie Patria habla sobre los momentos amargos a causa de las acciones del grupo terrorista ETA en el País Vasco.

La cinta está basada en el libro de  Fernando Aramburu, cuyos derechos para realizar la serie fueron comprados antes de que se publicará la obra por el visionario director de cine y series Aitor Gabilondo. Aitor ve oro donde nadie lo ve y ya tuvo grandísimo éxito con la series "el príncipe", "allí abajo" y sobre todo con "vivir sin permiso".

Para su serie Patria, quiso contar únicamente con actores vascos y para ser más precisos, de San Sebastián: Elena Irureta es Bittori, Ane Gabarain es Miren Uzkudun, José Ramon Soroiz es Txato, Eneko Sagardoy es Gorka Garmendia, Loreto Mauleón es Arantxa Garmendia...





En sus 8 capítulos cuenta la historia del asesinato de un empresario vasco, en principio a manos del hijo de su mejor amigo. La historia tiene un continuo flashback y flashforward entre los años 1990 y 2011.

Es sorprendente la caracterización que tienen los personajes para interpretarse a sí mismos simulando un periodo de 20 años.




Incluso lo hacen perfecto, no solo con el vestuario, si no físicamente con los actores que interpretan personajes famosos, que en la realidad fueron asesinados, como el político Zamarreño, interpretado por el siempre magnífico Urko Olazabal, a quién ya vimos en la obra maestra "Ira" de Jota Aronak. 
La historia de Zamarreño es completamente cierta, incluso el tema de la moto que podemos ver en fotografías, se aproxima muchísimo a cómo lo filma el director de Patria.


Otro de los aspectos que sorprende de la serie es el marketing que ha tenido, algo sorprendente y digno de una producción como "Game of thrones" pero a la española. Bravo, porque ya era hora de promocionar las joyas que tenemos en el país de la forma adecuada. 



No solamente el marketing hizo que la gente hablara de esta serie, sino también la temática que toca, ya que es bastante sensible aunque demuestra que no hay tabúes de ningún tipo en España. Ocurrió con Franco cuando se abrió la veda para hacer películas sobre franquismo y la guerra civil. 
Aunque ya ha habido bastantes películas sobre el terrorismo como "el lobo", "yoyes", "días contados" o "negociador". Es verdad que pocas veces se planteaba la paradoja de enfrentar tan directamente los dos puntos de vista. La gente vasca que fue a ver la serie en el festival de San Sebastián tenía muchas dudas y era muy escéptica antes de verla, pero salieron encantados después. 

Es verdad que trata a los vascos con un punto de vista muy personal, intimista, mostrando sus características tanto positivas como negativas con las que podemos llegar a empatizar fácilmente. Cuando trata a la policía Nacional o agente que viene de Madrid, podemos ver que el tratamiento es muchísimo más simple, tratándoles de básicos, tontos y en algunos casos simplemente violentos. A los etarras violentos sí que les trata de una forma intimista y aunque uno no esté de acuerdo con ellos, consigue intimar sin escuchar frases básicas de violencia gratuita como las que tienen los policías nacionales. Por otro lado, es posible que ese tipo de frases y actitudes de la policía nacional fueran reales ya que en esa época la policía tenía muchas bajas por culpa de los etarras y quizás para la policía esta gente no se merecía otro trato más educado.



Cómo toda gran producción, esta también tiene fallos y hemos podido ver uno pequeño, en la matrícula de un coche de policía que cambia entre San Sebastián y Madrid. La magia del cine. 

 


Otro fallo, o parece raro al menos, es que los actores vascos que en principio deberían hablar euskera hablen español entre ellos, cosa que rompe un poco con la credibilidad el realismo que tiene toda la serie. 
Lo podemos ver como que quizás en aquella época el euskera no era tan utilizado por las generaciones jóvenes en las grandes ciudades cómo lo vemos ahora. Aunque la serie trata personas que viven en un pueblo de Guipúzcoa y una de estas familias luchan por la independencia del País Vasco, por lo que en principio, al menos entre los hermanos que son jóvenes, uno pensaría que lo normal sería hablar euskera. Otra posibilidad, es simplemente que se quiera exportar esta serie a toda España y América, y para hacerlo fácil han decidido hablar todo el rato en español.

La serie en general es maravillosa, abre los ojos y uno puede estar de acuerdo o no, pero lo que está claro es que deja un poso dentro del corazón de cada espectador, sobre todo ese final tan bonito, con dos maravillosas actrices que ojalá ganen exequo el premio Feroz a las mejores actrices.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

Tailor. Mostra Valencia 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

Sedimentos. Cinespaña 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021

Los huesos. Venecia 2021