The Worst Person in the World. Cannes 2021


Esta obra maestra del noruego Joachim Trier opta a la palma de oro en la sección " Competición" del Festival de Cannes 2021.

En su idioma original es:  "Verdens verste menneske" y en francés: "Julie (en 12 capítulos)", veremos a ver que se inventan para titularla en español.

Noruega se une al grupo de cine de Dinamarca, Suecia y Finlandia (pero sobre todo Dinamarca) creando un HUB de buen cine, lo mejor que se está haciendo en los últimos años en este universo en donde parece que está todo inventado, y cuando se quiere innovar se crean películas que reciben opiniones tras un pase de prensa como: "fuera, menuda estafa". 

Los países escandinavos hacen nuevo cine sin que chirríe en la retina de los no entendidos. Los entendidos siempre consiguen comprender qué es lo que el director no escandinavo, que intenta innovar, quería decir con un guión roto, inconsistente y secuencias sin sentido con transiciones incoherentes. "The worst person in the world" es un claro ejemplo de que este nuevo cine está aquí para enseñar cómo hacer un cine nuevo, dinámico, que apasione, que te seque las retinas por la falta de parpadeo, que te repitas en tu cabeza: pero que maravilla de película estoy viendo. Quizás sea la casualidad, algún colegio de cine de aquellas latitudes, la cultura...pero con ejemplos como el actual, "Otra ronda", "Riders of justice", "Shorta", "Wildland"....muestran otra forma de usar el cine para contar las mismas historias de una forma distinta, de una forma que atrape.



"The worst person in the World" es la sencilla historia de chica conoce chico. Básico a más no poder, pero que atrapa tanto que se puede entrar a ver la película con hambre por no haber comido desde hace horas, y olvidar el hambre desde el minuto 1 hasta el final del film. El director Trier hace magia con esta película buscando la luz perfecta, cortando donde el espectador no se lo espera, haciendo las secuencias excesivamente cortas para el ojo habituado al cine "normal" o incluso el "experimental", con una naturalidad que nos llegamos a creer, siendo tan directa y obvia que sorprende al espectador. Renate Reinsve es la protagonista ideal para esta cinta, dando vida a Julie, la joven sin ideas claras de lo que quiere ser "de mayor", comenzando varias carreras y no acabando ninguna de ellas. Lo mismo le ocurre con los hombres, hasta que conoce a un dibujante de cómics. Hasta aquí llevamos varios capítulos de los 12 en los que está dividida la película. El director parece haber creado estos capítulos para criticar el cine de culto, donde entre otras cosas tiene que estar dividida en capítulos (normalmente 3 a 5), llegando a la exageración de 12 y sin aportar gran cosa cada uno de ellos a la historia principal, Trier parece mostrar a ese tipo de directores lo ridículo que es a veces el dividir una película en capítulos. 

La natural actuación de Renate nos hace que la queramos desde el primer minuto, con su inocencia de verdad, expresada en su cara y sus ojos, sin pudor por las escenas de sexo que en muchas ocasiones son de humor. Renate es una camaleón impresionante, desconocida en España o Francia para el gran público, es una candidata sin dudas a la palma a la mejor actriz del festival de Cannes 2021. A través de Julie, nos muestra los desasosiegos que tiene una mujer de 30 años ante la maternidad, y cuando las ideas de ella no coinciden con las de él al respecto de tener niños. Nos sumergimos después en un mar de palabras cuando explica lo que le supone para ella una relación larga y los motivos por los que va a tomar la decisión que está a punto de tomar. Resulta curioso que Trier mezcle una forma rápida de rodar, pero ponga el freno de mano en un par de ocasiones durante el film para dejar que los protagonistas se expresen con diálogos larguísimos, que entran sin problemas en la cabeza del espectador, moldeado anteriormente con humor y escenas espectaculares.



Un guión loco, donde podemos ver las mejores secuencias del festival tras la ingesta por parte de los protagonistas de una setas mágicas, con tampón sangrando entre medias. Que gusto ver algo rompedor, distinto, que muestre que se ha utilizado la imaginación, que ha costado grabarlo para mostrar una cosa chocante que quiere mostrar algo tan íntimo como el desapego a un padre. 

El director no se queda a gusto con lo que ha hecho, y le da una vuelta de tuerca hablando de la cada vez más presente "autocensura" para no hacer daño a los "ofendiditos", hablando de "la felación en la era del Metoo" o con la eliminación del símbolo * que representa el agujero del culo del dibujo del gato que es la estrella de los comics del coprotagonista. Se elimina para no ofender, pero también se le critica por tener en sus cómics a un personaje misógino y machista, confundiendo una vez más al personaje con la persona. Su defensa es si el único tipo de arte es el que no ofende. Esta ola de críticas hacia personajes con comentarios machistas no ocurre solo en Europa, teniendo al payaso más famoso de América sufriéndolo en sus propias carnes, coincide que este payaso: Brozo, es uno de los periodistas más reconocidos de Norteamérica. Ejemplos parecidos los encontramos en todos los terrenos, de hecho esta misma autocensura es lo que en ocasiones muestra películas aburridas, que no se arriesgan, que no intentan saltarse esta censura buenista creando películas que cuentan "lo de siempre y de la misma forma de siempre". Hay excepciones como "Lucas" de Alex Montoya, el "El plan" de Polo Menarguez, o en otra época Berlanga se bordeaba la censura de la época con gran ingenio.

Con un guión inesperado, donde nos cuenta en 1 minuto la vida del chico hasta que encontró a Julie. O las dos maravillas que merecerían una crítica a parte, la imagen del público sorprendido (brillante a rabiar) y el uso de las máscaras, dando un toque actual, que descoloca al espectador, sin saber bien si lo que ha visto es un sueño o es la realidad. Trier muestra su gran inteligencia usando este elemento tan actual como es llevar mascarillas, para transgredir la pantalla y hacer dudar al espectador de lo que está viendo. Absolutamente brillante y profunda.

Una película que no debería perderse nadie en el festival de Cannes, o en cualquier otro festival o cine donde la proyecten.


Opinión: 4,8/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

La hija. San Sebastián 2021

Maixabel. San Sebastián 2021

Arthur Rambo. San Sebastián 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

Los ojos de Tammy Faye. San Sebastián 2021