El jazz en el cine 3/3. Jazz in Marciac




Lisa Simone es cantante, compositora y actriz. Está en "Jazz in Marciac" y su nombre está ligado indiscutiblemente al de su madre: Nina Simone, un icono de la música jazz y de mucho más.





Foto: https://jazzinmarciac.com


Netflix produjo el documental "What Happened, Miss Simone?" de Liz Garbus sobre Nina Simone, donde Lisa es productora ejecutiva. El documental abrió Sundance 2015, estuvo nominado al Óscar y ganó un Emmy, entre otros muchos premios.


Otras películas sobre esta artista legendaria son el documental "Nina Simone: La leyenda" realizado en los años 90 por cineastas franceses y se basa en su autobiografía "I Put a Spell on You". Incluye imágenes en directo de diferentes periodos de su carrera, entrevistas con la familia, varias entrevistas con Simone, que entonces vivía en los Países Bajos, y durante un viaje a su lugar de nacimiento. 




Antes, en 1969, ya se hizo un documental de 26 minutos realizado por Peter Rodis, titulado "Nina". En 2016 la directora Cynthia Mort realizó una película sobre la vida de la cantante llamada también "Nina".



Las imágenes de Simone cantando "Mississippi Goddam" para 40.000 manifestantes al final de las marchas de Selma a Montgomery pueden verse en el documental de 1970 "King: A Filmed Record... Montgomery to Memphis".

En 2015 se filmó otro documental, "The Amazing Nina Simone", película escrita y dirigida por Jeff L. Lieberman, que trabajó estrechamente con los hermanos de Simone, sobre todo con Sam Waymon.




La cantidad de películas que hay sobre esta mujer se explica por la calidad de sus actuaciones y su voz. Pero también por su activismo a favor de los derechos humanos. La conciencia de Simone sobre el discurso racial y social fue impulsada por su amistad con la dramaturga negra Lorraine Hansberry. 

Simone comentaba que hablaban de "Marx, Lenin y la revolución, de verdaderas conversaciones de chicas". De aquí viene uno de los himnos de activismo más conocidos de Nina, "To Be Young, Gifted and Black". 

Simone no se quedó en los derechos civiles, con "Four Women" exponía los estándares de apariencia impuestos a las mujeres negras en Estados Unidos, ya que hablaba del dilema de belleza que se vive entre cuatro mujeres negras con tonos de piel que van de claros a oscuros. El propósito de la canción era inspirar a las mujeres negras a definir la belleza y la identidad por sí mismas, sin la influencia de las imposiciones de la sociedad.


Foto: https://www.youtube.com/watch?v=5FlQAoHX2mE


Otra de las grandes estrellas del festival es Ibrahim Maalouf, un libanés nacionalizado francés y que es un habitual del festival "Jazz in Marciac". No se han hecho documentales ni películas sobre él, pero a cambio él sí ha creado la música de varias películas, más de 10 largometrajes, y otros tantos cortos, este hombre es una fábrica de música, reconocido con un Cesar en 2017 y un premio Lumières a la mejor banda sonora por "En los bosques de siberia". También estuvo presente en la gala de clausura del festival de Cannes 2016 tocando en el escenario.



Sin duda una figura destacada de este festival en relación al cine.

Entre otras películas ha hecho la banda sonora de:

"Yves Saint Laurent" de Jalil Lespert



"Vers la lumière" de Naomi Kawase



"Une Belle Équipe" de Mohamed Hamidi


En definitiva, un John Williams a la francesa, y tiene sólo 41 años.





Otro de los artistas, de los que posiblemente se haga un documental algún día, es Rolando Luna, uno de los pianistas cubanos más brillantes de la historia, quien participa en el festival el mismo día que Maalouf. 


Foto: https://jazzinmarciac.com/


En el otro escenario, más pequeño pero coqueto, la famosa L´Astrada, que supone un escenario dedicado al Jazz increíble para cualquier capital de país, por lo que para un pequeño pueblo como Marciac, tener tal sala es como ver un palacio en medio del desierto, no encaja a no ser que se entienda que en este pueblo están completamente locos por la música jazz.





"Papanosh+Roy Nathanson y Napoleon Maddox" fueron los que amenizaron la sala a las 3 de la tarde. Una hora infernal para ver películas de festival, en un Imax como el del Cineum de Cannes. Pero no menos infernal por la modorrilla que llega con una música calmada como la de este grupo.




Si tuviera que comparar a Papanosh... con una película reciente, lo haría sin duda con "Annette" de Leos Carax. En ambas obras se pretende romper la normalidad del guión con giros inesperados, fuera de lo normal, Papanosh... corta la música de golpe para que su cantante, Napoleon Maddox, cuente una historia sin el más mínimo interés sobre el hogar. Con movimientos arrítmicos como que el trompetista y el saxofonista se agacharon en cuclillas mientras Roy Nathanson tocaba su saxofón, nos recuerda a la pobre puesta en escena de los protagonistas de "Annette" al inicio de la película, cuando en un callejón se agachan de la misma forma antes de continuar bailando por la calle. 

El parecido no queda aquí, la parte donde Adam Driver hace sus monólogos faltos de gracia (aún nos preguntamos si los guionistas lo hicieron a intención eliminando toda posible nota de humor) se compara con el monólogo pseudo-filosófico y cargado de profundidad banal de Roy Nathanson. Sin duda un guiño a los dos "figuras" del grupo que tenían que destacar de alguna forma, y rompiendo la musicalidad para hablar querían dar un toque contemporáneo que se agradece por salir de lo normal.

El pianista Sébastian Palis, a lo Stevie Wonder o Nacho Cano (Mecano) con un piano y un órgano, ambos en forma de L, fue de lo mejor del concierto. El sonido del órgano, donde se veía y escuchaba que ese instrumento era de madera antigua. Entre tanto metal y materiales lacados, un objeto de madera sorprende, al igual que la niña de "Annette" que es del mismo material.



Y para terminar esta pirueta de comparar un grupo de música con una película, pero que sorprendentemente encaja bien, está el binomio Francia y Estados Unidos, ya que en la cinta "Annette" su director, la actriz y parte de la producción son franceses, y la otra parte estadounidenses, al igual que en el grupo de música. 


Julien Touery al piano pausado también tocó en L´Astrada con sus compañeros Yoann Loustal, Eric Surmenian y Laurent Paris




Su música es como el título de su último disco "Slow" y recuerda a paisajes lejanos, de Islandia, perfectos para aderezar las imágenes de obras maestras del cine fantástico como "Lamb", donde la parte paisaje tiene una gran importancia. Incluso en algunas imágenes de Islandia de "The secret life of Walter Mitty" pegarían muy bien.










Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Josefina. San Sebastián 2021

As in Heaven. San Sebastián 2021

Festival Biarritz américa latina 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

La hija. San Sebastián 2021

Maixabel. San Sebastián 2021

Arthur Rambo. San Sebastián 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021