29173 millas nauticas. FIPADOC 2023


Thomas Ruyant quiere recorrer el mundo, pero con su velero. El número 29173 son las millas náuticas que va ha hacer para lograrlo. Será dentro de una competición, donde quedará 4 pero le pondrán en 6a posición por un tema del reglamento.

Varias cámaras rodean el barco que lo acompañan durante los 3 meses de periplo. Sus conversaciones con su pareja, su día a día, y la posición donde se encuentra en el mundo son los tres ejes con los que juega este documental que se presenta pre-estreno en la ceremonia de apertura del festival de documentales más importante de Francia, el FIPADOC.


Mantener la atención del espectador

En ciertos momentos el espectador podría pensar que observar la vida de un competidor de vela puede ser aburrido, y de no ser por el talento del director ( e imaginamos que también montador) Romain De La Haye-Serafini hubiera sido una desbandada. El film consigue crear un ambiente con sonidos y música que no permiten al espectador despegarse de lo que está viendo, aunque sepa que no está viendo más que a un hombre dormir en su camarote. Pero una vez más, la tensión está siempre patente.

La labor de postproducción fué laboriosa, con un montaje que parece haber sido una locura por la cantidad de horas de grabación. En ciertos momentos vemos que el director ha creado un montaje artístico, con zooms que pixela la imagen, o alternancia de la escotilla abierta y cerrada obtenidas de distintos días. Parece dar a entender que cualquier labor o trabajo en el mundo, con un buen equipo de grabación y montaje, sería digno de ser seleccionado en un festival de cine.


Lo no se ha grabado

Si bien la proeza de Thomas Ruyant puede haber sido conocida en Francia, en el resto de países no crea ninguna curiosidad, pero este hecho, el que sea uno más dentro de la competición, nos hace imaginarnos que el resto de participantes han debido de pasar por algo similar, un calvario en algunos momentos que al no estar grabado parece que no existe. Y ese es el poder de grabar, que permite mostrar las sensaciones y que cada uno las interprete. 

La tecnología para poder grabar tantas horas de video y las baterías de las cámaras es una incógnita que queda en el aire para hacer las oportunas preguntas en los debates de después, aunque en el caso de Biarritz, lamentablemente, no hubo.

Opinión: 3,5/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

No nos moverán: nueva visión del 2 de octubre de 1968 en México

Beating Sun (Mientras que pega el sol). VENECIA 2022

Cine español vs cine francés

ZARAGOZA ECOZINE 2024

Josefina. San Sebastián 2021

CINHOMO CASTILLA Y LEON 2024

Festival cine español Nante 2024

Yana-Wara. MALAGA 2024