Sujo, calidad pero más de lo mismo.

 

El film ganador en Sundance 2024, nos sumerge en un mundo oscuro y complejo donde la violencia y la supervivencia se entrelazan de manera palpable. Dirigida por Astrid Rondero y Fernanda Valadez, esta película nos lleva a través de los ojos de un niño llamado Sujo, cuyo destino se ve marcado por la brutalidad de los carteles de la droga en México.

Desde el principio, somos testigos de un ambiente opresivo donde las lealtades están fracturadas y la vida vale poco. Juan Jesús Varela nos entrega una interpretación cautivadora en el papel principal, encapsulando la inocencia perdida y la determinación de sobrevivir en un mundo despiadado.

Sutileza, quizás en exceso 

Lo que hace que "Sujo" destaque es su enfoque sutil pero impactante. En lugar de recurrir a discursos grandilocuentes o diálogos explicativos, la película confía en la expresión visual y en las emociones silenciosas de sus personajes. Esto crea una experiencia cinematográfica inmersiva que se queda con el espectador mucho después de que terminen los créditos.

Además, la película ofrece una mirada perspicaz a las consecuencias sociales y humanas de la violencia del narcotráfico, explorando las vidas de aquellos atrapados en medio de la lucha de poder. A través de sus personajes secundarios y su entorno, las directoras pintan un retrato vívido y desgarrador de una comunidad atrapada en un ciclo de violencia y desesperación.

Vacíos notables en el guión

A pesar de todo esto, no podemos ignorar los notables huecos narrativos que lastran la experiencia cinematográfica. La falta de claridad sobre la fuente de ingresos de la tía de Sujo y la ausencia de detalles sobre la educación del niño hasta su adolescencia crean una sensación de desconexión con los personajes y su entorno importantes para relacionarlo con su etapa posterior y pasión en Ciudad de México. Aunque se sugiere brevemente que a Sujo le interesa la educación, esta caracterización se siente superficial y poco desarrollada, reduciéndose a una sola línea de diálogo.

Uno de los aspectos más desconcertantes de la trama es el repentino intento de asesinato de Sujo, seguido de un perdón inexplicado por parte del hombre que quiere vengar la muerte de su propio hijo. También un perfecto "Deus ex machina" es la petición a una profesora con la que no hay una relación tan familiar, que les vaya a recoger por la borrachera de Sujo, algo innecesario ya que su primo está perfecto y podrían ir juntos al apartamento de Sujo. Si estamos en un film realista deberían cuidarse estos fallos que son normales en Hollywood pero no deberían contagiarse a las películas mexicanas. Esta falta de coherencia y justificación dentro del universo de la película deja al espectador con más preguntas que respuestas (en el mal sentido de la frase), disminuyendo la credibilidad de la historia y su impacto emocional.

Además, es difícil ignorar las similitudes entre "Sujo" y la película "Sin señas particulares", también escrita por Astrid Rondero y Fernanda Valadez y dirigida por esta última. Ambas películas exploran temas similares relacionados con la vida en el contexto de la violencia del narcotráfico en México, pero lamentablemente caen en tropos y recursos narrativos repetitivos. Esta falta de originalidad contribuye a una sensación de monotonía que afecta el interés del espectador.

La cinta se une a una serie de películas recientes, como "Noche de fuego", "Ya no estoy aquí" y "Los lobos", que, si bien muestran calidad técnica y actuaciones destacadas, terminan por sentirse tediosas al abordar repetidamente los mismos temas con un tono denso y serio.

Con una envidiable maestria por la potencia de las imágenes, y la idea, no despierta ningún interés particular a nivel cinematográfico, es otra película bien hecha que gustará mucho en los festivales, pero que no demuestra ninguna novedad en el panorama actual.

Sin relación con la crítica del film, sorprende que desde el fin de Sundance allá por enero 2024, haya aún una aparente falta de preparación de Marketing, ya que cuesta encontrar desde la productora, o agentes de ventas, distribuidoras, un buen cartel del film o un trailer de verdad, no los primeros minutos del film. 


Opinión: 3,7/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

No nos moverán: nueva visión del 2 de octubre de 1968 en México

Beating Sun (Mientras que pega el sol). VENECIA 2022

Cine español vs cine francés

ZARAGOZA ECOZINE 2024

CINHOMO CASTILLA Y LEON 2024

Josefina. San Sebastián 2021

Yana-Wara, artículo. MALAGA 2024