Anticlimax. MEDINA DEL CAMPO 2023



Néstor López y Óscar Romero codirigen su tercer cortometraje, donde se cuenta la vida de una pareja, Jaime y Rocío (Manolo Solo y Belén López), quienes tras ver un programa de televisión se acuestan dándose la espalda. 
La forma de evadirse de la realidad tediosa que parece haberles tocado vivir, son los sueños, en esos momentos en los que cada uno puede cambiar la realidad, el pasado, o el futuro a su antojo, para darse cuenta de que quizás lo que se deberían de cambiar es la realidad, dejando la imaginación únicamente como aliciente para ese cambio.

Un guión retorcido, extraño, visto pocas veces en una cinta, donde Óscar Romero hace puntillo con la línea del tiempo, metiendo, sacando, volviendo a mezclar para volver a salir, para desubicarnos, pero para volvernos a ubicar. Un inteligente, sutil, genuino, diferente guión, que desborda la imaginación del espectador, donde las cosas no están masticadas, las puntas no están pulidas y la trama está abierta a lo largo de los 19 minutos de cinta, para que el público vaya cerrando las historias, soldando en su imaginación la relación que tienen los dos protagonistas.

Como si de una versión del capítulo de Bref "éramos niños", del exitoso Kyan Khojandi, se tratara, este dúo español (Bref también lo dirigen dos personas) se salta las restricciones impuestas para un cortometraje, contándonos una historia profunda, de amor, desidia, paso del tiempo, pérdida de la ilusión... de una forma que pocos en España saben hacer (en corto o en largometraje). 
Quizas Javier Marco o Juanjo Giménez pueden ser claros ejemplos de estas excepciones en donde la imaginación, lo irreal expresado de forma plástica, cobra sentido dentro de unos guiones excepcionales, ejemplos son los trajes de ratas de Marco, el búho que no ve la ventana de Giménez o el ascensor en medio  de la playa de López y Romero.

El cine español actual está repleto de cintas sin dobles lecturas, donde el mensaje es claro desde los primeros minutos del film, no hay la más mínima rendija de escapatoria para que la interpretación del espectador pueda volar (osados!!, dejar volar la imaginación del que ve un film). En algunos casos recientes tanto en el festival de Medina como el festival que vino justo después, el de Málaga, hay incontables ejemplos de cintas  que tras ver los primeros minutos, sabes que recorrido va a tener la cinta. Con "Anticlimax" nada está claro, esa deliberada ambigüedad entre las diferentes líneas de tiempo y realidad, hacen que el cerebro pueda explotarte en varias ocasiones, encontrando perfectamente lógico que haya un ascensor en una playa. 

Como pieza de cortometraje es una formidable declaración de que hay otras formas de hacer cine, utilizando la imaginación y la fantasía para hacer comprender mejor los posibles mensajes que se quieren lanzar, ayudados en particular por la breve pero brillante e intensa actuación de Manolo Solo y Belén López, que contrasta con las livianas, pueriles actuaciones de ellos mismos de jóvenes, interpretados por Jorge Clemente y Alicia Armenteros.

A parte del premio del jurado de Medina del Campo por la mejor fotografía, se llevaron el del jurado de Castilla y León, así como el premio en el festival de cine de Málaga 2023.

Opinión: 4,5/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cine español vs cine francés

Reinaldo Cutipa

La arriera. FICG 2024

Indonesia en CANNES 2024

GOTEMBURGO 2024

La cascada, llega a México el corto que ganó en el festival de cortos más importante del mundo. FICG 2024

Sebastián Peña: El cine paraguayo en México. FICG

Festival Internacional de Cine Guanajuato GIFF 2024