Wakhri. RSIFF 2023


La película "Wakhri" dirigida por la activista, empresaria y directora estadounidense-paquistaní Iram Parveen Bilal, que se presentó en competición el pasado 2 de diciembre en el Festival de Cine del Mar Rojo (RSIFF), ofrece una mirada audaz a la lucha de una maestra de escuela viuda en Pakistán. El film, basado en eventos reales y protagonizado por Qandeel Baloch, se sumerge en las complejidades de la vida moderna en Pakistán, destacando la importancia de la voz femenina y su papel en el empoderamiento.

La trama sigue a Noor, interpretada con destreza por Faryal Mehmood , quien se ve envuelta en la vorágine de la fama viral después de expresar sus opiniones sin reservas en las redes sociales. Este inesperado giro la coloca en el epicentro de desafíos, donde debe enfrentarse a las mentalidades conservadoras y mantener oculta su identidad secreta mientras cría a su hijo de diez años.

Decir lo que se piensa tiene consecuencias

El corazón de la película late al ritmo de la vida de Qandeel Baloch, una estrella de las redes sociales en Pakistán asesinada en 2016 por desafiar las normas sociales establecidas. Inspirándose en esta tragedia real, Bilal teje una narrativa que arroja luz sobre las luchas diarias de las mujeres para reclamar sus derechos en todos los ámbitos, ya sea en espacios físicos o en el vasto mundo en línea.

La elección de abordar esta historia desde la perspectiva de una mujer es un paso crucial hacia adelante. Faryal Mehmood, en el papel principal, entrega una actuación conmovedora aunque en algunos aspectos forzada y sin un sentido de la transición. Por ejemplo, el paso de su desesperación a la exaltación al subirse por primera vez sobre el escenario, no llega al espectador con suficiente desarrollo, dejando una secuencia fría, más de un anuncio que de un film. 

La cinta peca de toque de Bollywood, simplista, en donde los eventos parecen más cuentos que historias, donde el factor tiempo parece aleatorio, llevando a la protagonista a obtener en pocos días lo que debería constar meses o años. A pesar de esa falta de amalgama que una los acontecimientos, el relato es más importante, en esta ocasión, el la supuesta coherencia que debería tener la cinta.

De hecho, el fuerte de la película está en la temática y el país donde se desarrolla. La película no solo aborda cuestiones de empoderamiento femenino, sino que también se sumerge en las complejidades de la maternidad y la lucha por la autodeterminación en una sociedad patriarcal. Asi como profundiza en la presión social, la custodia infantil y la lucha por la igualdad de género. Noor se ve obligada a equilibrar las expectativas de sus suegros, quienes buscan la custodia de su hijo, mientras lucha por construir una escuela para niñas en una sociedad que favorece explícitamente a los niños. 

El uso de las redes sociales como herramienta narrativa agrega una capa moderna a la historia. Noor, en un intento desesperado por recaudar fondos para su causa, crea el alter ego Wakhri, una figura sexy y franca que desafía el statu quo. Este giro en la trama pone de manifiesto la lucha de las mujeres por ser escuchadas, incluso cuando deben recurrir a métodos inusuales para lograrlo.

El cine como reflejo de la sociedad

Las reacciones en las redes sociales se integran hábilmente, destacando la dicotomía percibida entre la los apoyos y los insultos y amenazas. En particular cuando la protagonista defiende la libre elección de marido, para evitar que, como en el caso del film, una niña aún en el colegio, tenga que abandonar los estudios para casarse con un hombre que le duplica o triplica la edad. Un tema recurrente en el festival, puesto que "La última nevada" llevaba en su guión ese elemento, que construye guiones chocantes para públicos occidentales, pero necesarios para darnos cuentas de lo que ocurre, y cómo es percibido por sus sociedades.

En un país donde la igualdad de género sigue siendo un desafío, "Wakhri" se erige como una pieza importante en el rompecabezas del cambio social. La película, al presentarse en el prestigioso Festival de Cine del Mar Rojo, no solo destaca la creatividad cinematográfica de Pakistán, sino que también subraya la urgencia de abordar temas relevantes y provocativos. El RSIFF juega un papel vital al proporcionar una plataforma para películas que desafían las normas, contribuyendo así a un diálogo global sobre la igualdad de género y el empoderamiento femenino. Como diría Molly, de "Chicken Run: Amanecer de los nuggets" otra de las películas del festival, lo que le falta es "libertad", una libertad para salir de un mundo de opresión que muchas mujeres buscan en películas presentadas en el RSIFF como "Las cuatro hijas" o "Animalia".

Opinión: 3,4/5



Comentarios

Entradas populares de este blog

FICG 2024

FICUNAM 2024

Programación del festival de cine de Huesca 2024

Premio Queer Palm, CANNES 2024

Festival de Monterrey en CANNES 2024

Industria FICG 2024

Grecia en CANNES 2024

ANNECY 2024