Baby. Festival de Cine Español de Nantes 2021



Recuerdo haberme cruzado con Bajo Ulloa en el Kursaal durante el festival de San Sebastián del 2018. Me dijo que buscaba financiación para su proyecto, en aquel entonces no sabía (ni sé) lo difícil que es conseguir llegar a realizar una película: una hora y media en un cine...que lleva detrás años de escritura, preparación, casting, financiación, rodaje,... Si a esto le añadimos que la cinta "Baby" se sale de lo "normal" encontramos un verdadero logro y proeza el poder disfrutar de esta cinta. En mi caso, he aprovechado que se presenta a concurso en el festival de cine español de Nantes para verla.

Con una increíble banda sonora original que lo ha ganado todo: Goya, Feroz, Sitges, Blogos de Oro...totalmente merecido por estas piezas de arte sonoras creadas por  Koldo Uriarte y Bingen Mendizábal que se pueden escuchar aquí. En mi opinión, si esta película hubiera sido francesa habría arrasado en los Cesar.



En "Baby" el director se "complica" la vida eliminando los diálogos, y dejando la base, la esencia del cine, lo puro: sonido, música, interpretaciones, silencios, sombras, colores, movimientos, alegorías con imágenes de animales, miradas, suspiros, llantos,... Cuesta creer que Ulloa hiciera la verborreica "Airbag", una de las películas que han marcado el cine español. En "Baby" no hay acentos, no hay frases pegadizas, no hay retórica, todo lo que hay es una madre drogadicta, que tras dar a luz vende al niño para poder comprar más droga. Arrepintiéndose después y peleando por recuperarlo de las manos de una detestable mujer, que hace de intermediaria entre la madre biológica y la pareja que compra al niño.


Bajo Ulloa nos demuestra que el cine convencional no es la única forma de hacer cine, y este cubo de agua fría, el espectador lo recibe con un: "pues es verdad", el cine no es solo contar una historia, por lo normal lineal, con diálogos a veces innecesarios para evitar silencios: "First Cow" es un grandísimo ejemplo de este error, que incluso remarqué en la crítica. Las palabras están ahí para aportar, no para hipnotizar el oído del público entre escenas interesantes. Lo grandioso de esta obra es que el espectador entiende completamente la historia sin necesidad de estos diálogos, aunque en un principio choca, el espectador se termina acostumbrando, deseando incluso que no haya diálogos en lo que queda de cinta, para no romper esa magia que ha creado la cinta entre el público y las escenas. 



Películas arriesgadas, saliéndose de la "norma", no hay muchas: "DAU. Natasha" sorprendió el año pasado en Berlinale y Gijón con su proyecto, donde todo el equipo se encerró durante semanas, y lo grabado no tiene un guión fijo: quien se emborracha es que lo está de verdad, quien llora es por que lo siente de verdad, sin dejar lugar a la interpretación y dejando al espectador sin saber qué pensar. "The Artist" es otra cinta que apostó por una película completamente muda y en blanco y negro. "Después de Lucía" o "Beginning" dejan la cámara fija sin moverla en ningún momento de las escenas (en "Beginning" exceptuamos la escena de la casa con el falso policía). "1917" sale de lo normal por su único plano secuencia durante toda la película (no es real ya que tiene varios cortes, pero es lo que les gusta decir a los amantes de la cinta) . En "La soledad" vemos la pantalla partida durante toda la duración de la cinta. En "Baby" no hay diálogos, aunque los sonidos son suficientes para meternos en la escena. Con toques coloridos que nos embadurnan de un mundo que pareciera de Jean-Pierre Jeunet en su "La ciudad de los niños perdido" con su aura de cuento, innumerables recovecos donde esconderse, un tono verde, animales voladores en 3d y donde los protagonistas son los niños que hay que salvar (en este caso el bebé). 

Está claro que Bajo Ulloa sabe y se prepara lo que dice, como buen profesional sus frases para promocionar la cinta no están huecas, lo que hace que las entrevistas o discursos de este director no dejen indiferente a nadie. Si todos los directores o actores se prepararan igual las entrevistas, ayudaría mucho a que la gente amara más el cine, y lo entendiera como un arma de libertad. En la fantástica entrevista hecha con motivo de su participación en el festival de cine de Nantes, podemos ver una muestra.

Perlas de la entrevista:

"A esta sociedad le está ocurriendo algo curioso, y es que los artistas están trabajando con sus mentes en vez de con sus emociones, y curiosamente en la política está ocurriendo lo contrario, deberían trabajar con sus mentes racionales, y están trabajando con sus emociones. Es como el mundo al revés."

"...no se puede salir de ese pensamiento (único)... los premios se dan en función de esa ideología, y a empobrecido mucho la cultura..."




 En Cannes 2019, donde presentó la cinta en el "Marché du film" (Fantastic 7) dio toda una lección a lo "charla Ted" de cómo promocionar un producto y hacer que la gente sienta, se emocione, no se duerma, y entienda sin oírlo, de que va la película: "de suspense, emoción, miedo y lo inesperado": dejo el video aquí que no tiene desperdicio.




"Baby" tiene una realización fantástica, con una decoración sin escatimar en efectos 3d, creando una amalgama con la realidad que empuja al espectador a meterse en el cuento que se quiere contar. Con figuras únicamente femeninas en la cinta, el largometraje se balancea entre una ciudad semi-desierta y un bosque encantado. Esta falta de naturaleza es la que parece echar en falta la protagonista, suplantando esta falta de estímulos por la droga. Cuando por las circunstancias se ve obligada a ir al bosque, bañarse en el lago, perderse entre las ramas para encontrar caballos y mariposas, ella parece florecer de su letargo de la cárcel que para ella suponía la ciudad. Y es que a veces no necesitamos sustitutos para crear impactos constantes en nuestro cerebro, con salir de la zona de confort, salir a la naturaleza y sentirla, es suficiente para volver a ser uno mismo y como hizo la protagonista: encontrar la fuerza que no tenía. 



Bajo Ulloa comentaba en la entrevista que le pareció gracioso la crítica de un experto que decía: "Lo peor: te obliga a estar muy atento", por lo que para no perderse detalle uno no puede estar usando Facebook, Twitter,etc., mientras se ve la cinta. Lo curioso es que en esta crítica está resumida parte de la filosofía de la cinta, el estar concentrado en lo esencial: la película, la naturaleza, tu bebe, tu mismo, olvidando los elementos superfluos como son el móvil, la droga, una vida opresiva (en la ciudad). Deja claro que lo que nos puede hacer feliz es el amor, no los vicios y adicciones, y que estas pueden quitarnos y hacernos perder muchas de las cosas más bonitas del mundo. 


Una cinta imperdible, guste o no la película. Bajo Ulloa ha hecho algo diferente, arriesgado, original, que merece verse para por lo menos opinar de esta apuesta por lo esencial, por esta apuesta a volver a lo fundamental e importante de la vida. Una cinta que nos mostrará el horror  que provoca la falta de amor.


Opinión: 4/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Tailor. Mostra Valencia 2021

Sedimentos. Cinespaña 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El otro Tom. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021

El páramo. Sitges 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

Josefina. San Sebastián 2021

La roya. Biarritz 2021