Africlap Toulouse 2021



Del 20 al 29 de agosto, edición 8Africlap es el festival de cine de África de Toulouse es un claro ejemplo del tándem tan importante que es a veces un director-presidente-delegado general o como se quiera llamar a la persona que "mueve el culo" y "da la cara" para que un festival salga bien.


De lo poco (o mucho) que se llega a conocer a algunos de los directores de algunos festivales, se puede apreciar la trayectoria ascendente de forma meteórica de algunos de estos festivales ligada a la pasión sin límites por el cine de esos directores, como es el caso de Africlap y su director Bernard Djatang. Este camerunés de sonrisa perpetua dirá, y en parte tendrá razón, que todo es gracias al equipo. El festival disfruta de los mejores cine de la ciudad para exhibir su selección: Gaumont, Cratère, Utopia...


Foto: Jorge Fuembuena



Es curioso indagar en la personalidad de los directores de festivales, y su implicación directa en algunos de los éxitos del festival. Tenemos al triunvirato en el festival de cine español de Nantes formado por: Pilar Martínez-Vasseur, José Márquez y Joxean Fernández, quienes con su experiencia y empatía conjugada consiguen llevar a Nantes al embajador español en París, a Rebordinos, Javier Bardem, Carlos Boyero...






Rebordinos, el director del festival de cine más importante de España, el de San Sebastián, y uno de los directores más humildes y cercanos de todos. Adorable en el trato y con una determinación de hacer las cosas bien en todos los sentidos, tomando decisiones lógicas, no siempre fáciles en este mundo de locos. 






Thierry Frémaux no se corta un pelo y es director y funcional. Organiza todo, hasta el sitio exacto donde podíamos hablar en el Boulevar de la Croisette. Profesor de Yudo, voluntario en el festival de cine de Lyon, terminó por ser su director y de paso el delegado general del festival de Cannes. Un figura que no necesita tomarse un red bull para poner las pilas a un auditorio aburrido, hacer girar a una estrella del cine para que se haga la foto o dejar que por la alfombra roja puedan pasar TODOS los mortales, ya que el cine pertenece a todos. Un inciso sobre esto, Cannes no es para el público, es decir, que no pueden comprar una entrada, pero sí que el público es para Cannes ya que pueden tener una acreditación si les gusta mucho el cine (acreditación Cinéfilos) que les permitirá gratis ver gran cantidad de películas por el simple hecho de que han demostrado que el cine les vuelve locos.





Angulo es otro apasionado del cine y descubridor de pequeñas joyas que gestiona el segundo festival de cine más importante de España, la Semici (que se dice como bici, y no Seminchi). Durante el festival en Valladolid no se respira ambiente a cine, se "esnifa" directamente el cine, llegando a provocarnos un "colocón" fantástico de cine, donde lo mejor del cine Iraní, Europeo, Indio, Americáno, etc está allí para que podamos contagiarnos de su arte. Javier y su equipo está haciendo que el festival sea más cercano a la gente ya que, antiguamente, para muchos el festival era algo frío, solo para intelectuales que venían a Valladolid a tomar copas caras sin tener nada interesante que ofrecer. Craso error, y este director quiere hacer descubrir al público de a pie, esas películas "chachis" que dejan poso y de las que se aprende tanto. El festival es el más politizado de los que conozco, politizado significa que en las fotos siempre aparecen políticos: alcaldes, responsables del área de cultura, etc. Claro está que es el ayuntamiento quien pone el dinero, y se ve un claro apoyo por el cine, pero que el alcalde reciba en la puerta del Calderón a las estrellas, o que en las inauguraciones se le haga referencia constante y gratuita, no ocurre en ninguno de los anteriores, ni en muchos otros. Es algo que me choca al ver otros festivales donde el ayuntamiento pone la mayoría del presupuesto, pero solo aparece el alcalde el último día para dar el premio y literalmente desaparece después, o en la cena y comida que ofrece a los periodistas ;).

Así hay muchos otros festivales donde la figura de quién lo gestiona es positiva. Evidentemente hay otros gestores donde no parece haber rastro alguno de pasión por el cine y lo primordial para ellos es aparecer en la foto, comer bien rodeados de estrellas o que les inviten a otros festivales para disfrutar de las comodidades de unas "vacaciones" a pensión completa pagadas donde está la tediosa tarea de ver cine a lo Óscar Peyrou. 

El caso de Africlap es simplemente devoción por el cine y el festival. En esta edición de Africlap se podrán ver joyas de los últimos dos años, con muchos de sus directores presentando las películas. El invitado de honor es Dani Kouyate, director de Burkina Faso que ha realizado entre otras obras "Medan vi lever" (mientras vivamos) que inaugura el festival.


Otras de las cintas que participan son:

Camille, de Boris Lojkine (2019)



La nuit des rois (La noche de los reyes), de Philippe Lacôte (2021)



This Is Not a Burial, It’s a Resurrection, de Lemohang Jeremiah Mosese (2020) 



Aza kivy, de Lova Nantenaina (2021)



Supa Modo, de Likarion Wainaina (2018)



The great green wall, de Jaret P. Scott (2020)









Comentarios

Entradas populares de este blog

Manco Cápac. Biarritz 2021

Tailor. Mostra Valencia 2021

Sedimentos. Cinespaña 2021

Piedra noche. Biarritz 2021

El otro Tom. Biarritz 2021

El buen patrón. San Sebastián 2021

El páramo. Sitges 2021

Tres (Out of Sync). Venecia 2021

Josefina. San Sebastián 2021

La roya. Biarritz 2021